JudicialesPolítica

Lázaro Báez reclama que le descongelen US$ 4 millones bloqueados en Bahamas

0

En Bahamas se está llevando adelante una audiencia clave por un reclamo que hizo Lázaro Báez ante la Corte Suprema del país para que levanten el congelamiento de 4 millones de dólares bloqueados por la Justicia argentina.

El pedido que desató esta audiencia fue denegado hace dos semanas, pero ante la complejidad del tema la Justicia de Bahamas fijó audiencia para este viernes, mientras que la Justicia argentina espera una resolución en los próximos días.

Los cuatro millones habían quedado embargados en el marco de la causa por «la ruta del dinero K», por el que la Justicia argentina había trabado un embargo de 600 millones de dólares a los Báez, frente a un patrimonio conocido oficialmente de 205 millones de dólares. Pero ellos buscan cómo saltear esos escollos desde la cárcel.

Tras el congelamiento de los fondos que dispuso el Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4) que lo juzga, la defensa del dueño del Grupo Austral realizó una presentación pidiendo que se destrabe el «dinero cautelado». La Justicia argentina sostiene que esos fondos «deben seguir congelados, porque está en riesgo que (los Báez) vuelvan a ocultar esos millones en caso de que Bahamas los habilite, con lo cual se perderían de decomisar montos muy significativos que fueron obtenidos de modo ilegal».

En los Tribunales de Comodoro Py explicaron que la Cancillería le comunicó esto al TOF 4, que ratificó la medida de la Justicia y mandó a sus pares de Bahamas varios documentos, como el procesamiento del juez Sebastián Casanello, quien tuvo a cargo la instrucción de la causa junto al fiscal Guillermo Marijuan. También se remitió la elevación a juicio, entre otros papeles determinantes en el expediente y que sustentan las medidas trabadas sobre el patrimonio de Báez. Con esos elementos iniciales, en una primera audiencia en Bahamas se rechazó el pedido del empresario K.

Estas cuentas figuran en un informe de la UIF, que detectó el movimiento de 10 millones de dólares en el exterior, y en pocos años. Allí se determinó luego un faltante de más de 5 millones de dólares, lo que condujo a prisión a Martín Báez por haber violado los embargos e inhibiciones ordenadas por Casanello en 2016.

Mientras, los abogados del empresario K sostienen que Báez «nunca mantuvo cuentas a su nombre en el exterior ni dinero fuera del país». Pero la Justicia a través de los correspondientes escritos dio cuenta que hubo un pedido por el dinero congelado en el exterior, algo que rechaza la defensa-: «es justamente esa solicitud la que da origen a estos incidentes de reclamo para que se levante el congelamiento», indicaron fuentes de la causa.