Los ahorristas que quieran comprar sus US$200 mensuales deberán completar una declaración jurada

En la última normativa, la autoridad monetaria también dispuso que las empresas que tengan dólares fuera del país deberán utilizar esos fondos para hacer frente al pago de sus compromisos en el exterior

WhatsApp

El gobierno sigue poniendo barreras a los ahorristas: a partir de este lunes 1 de junio, quienes quieran adquirir los 200 dólares mensuales permitidos por el Banco Central deberán presentar una declaración jurada para concretar la operación.

Justo por estos cambios que se avecinaban, el viernes 29 de mayo algunos bancos suspendieron la venta de la divisa norteamericana al argumentar que se encontraban «adecuando» su sistema a las modificaciones.

El Banco Central dispuso nuevas medidas para acceder a dólares tanto para empresas como para personas humanas en medio de la caída de reservas internacionales y en un contexto de creciente demanda de moneda extranjera ante la incertidumbre respecto de la definición de la deuda y el impacto económico del coronavirus. A través de la comunicación «A» 7030, el organismo estableció que las personas humanas que quieran acceder al cupo de moneda extranjera permitido por mes, tendrá que presentar una declaración jurada, al igual que sucede con las empresas. 

Mediante ese mecanismo, los ahorristas dejarán constancia de que «en el día en que solicita el acceso al mercado y en los 90 días corridos anteriores no ha concertado ventas de títulos valores con liquidación en moneda extranjera o transferencias de los mismos a entidades depositarias del exterior».

También se deberá comprometer a no concretar ese tipo de operaciones «por los 90 días corridos subsiguientes».

Fuentes del Banco Central destacaron que se trata de un proceso «muy sencillo» que las entidades financieras ya tienen instrumentado en el «homebanking» e insistieron: «Es tan sólo un click».

En esta senda por desalentar la presión sobre el mercado cambiario, el Banco Central (BCRA) sumó el 28 de mayo pasado, restricciones tambien para las empresas que quieren comprar dólares, disponiendo que «todas aquellas compañías que cuenten con dólares fuera del país, deberán utilizar esos fondos para hacer frente al pago de sus compromisos en el exterior».

 

 

Comentarios