Los precios de los televisores y celulares bajan hasta un 25 %

Desde el sector explican el cambio en la tendencia por las mejoras en la competitividad del sector, la menor presión impositiva y la eliminación de gravámenes

WhatsApp

Contra todo pronóstico e indicador del INDEC, los valores de los celulares y los televisores bajaron los precios en los últimos cinco meses hasta un 25%. Si además tenemos en cuenta la devaluación de la moneda local frente al dólar, la caída de los valores en términos reales es aún mayor.

Las cifras surgen de un relevamiento hecho por la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte), que representa a las empresas que fabrican esos artefactos en Tierra del Fuego. Según sus números, la caída más importante se dio en uno de los televisores Phillips SmarTV de 43 pulgadas, que costaba $13.349 el 6 de octubre pasado para compras online y en marzo de este año se consiguió a $9999.

La pantalla chica aporta más ejemplos de esta rareza del consumo. Al menos tres modelos LED de 32 pulgadas (de las marcas Noblex, Philips y Samsung) bajaron entre 11,22% y casi 13% entre octubre de 2016 a marzo pasado. Y de una lista de nueve productos, el que más creció superó apenas el 2%, de manera que su precio perdió claramente contra la inflación.

Algo similar ocurrió con los teléfonos celulares. Uno de marca LG modelo Q6 costaba en octubre pasado $9413, pero en marzo se conseguía por $7719. Y solo en el período enero-marzo bajó un 17,5 por ciento.

Pese a que esa clase de tecnología está sujeta a una renovación constante en sus modelos, algo que afecta sus precios, algunos de los productos más onerosos también fueron remarcados a la baja por las terminales y los comercios. Por caso, un Samsung S8 cuesta hoy $20.235, por debajo de los $20.534 de febrero pasado.

En el sector coinciden en que la infrecuente caída no se da por el recambio tecnológico sino, por ejemplo, al temor a la extinción que sufrieron a principios del año pasado los fabricantes de tecnología de Tierra del Fuego, a quienes la administración de Mauricio Macri les comunicó su descontento por los valores de sus productos a nivel local, en comparación con los precios en los países vecinos.

«La mayor parte de la caída de los precios se debe al proceso para ganar competitividad que viene llevando adelante el sector. Ambas líneas [celulares y televisores] bajaron de precio en un escenario inflacionario y de devaluación», recordó el presidente de Afarte, Federico Hellemeyer, al explicar el proceso que se está dando en la industria.

Las fábricas avanzaron así en un proceso de mejora de costos mediante la revisión de sus procesos y la reducción de plantillas de trabajadores, quienes también hicieron concesiones adicionales.

Además, en noviembre el presidente Mauricio Macri les adelantó a los fabricantes de Tierra del Fuego, por decreto, una baja gradual del impuesto interno para los productos electrónicos que se venden en el continente (nacionales e importados) y la eliminación del gravamen para los fabricados en la isla.

Comentarios