Macri cuestionó la carta de Cristina Kirchner y desmintió un acercamiento al Gobierno

El expresidente respondió al texto que Cristina Kirchner difundió este lunes 26 de octubre, en la víspera del aniversario de la muerte de Néstor Kirchner

WhatsApp

Desde su cuenta de Twitter, Mauricio Macri habló este viernes sobre la carta abierta que la vicepresidenta Cristina Kirchner publicó la semana pasada, donde convocaba al diálogo a la oposición, los grupos empresarios y los medios.

El expresidente cuestionó «las motivaciones» de la misiva (que estuvo, opinó, «dirigida al presidente» Alberto Fernández) y desmintió «rotundamente» cualquier «acercamiento» de su entorno con el oficialismo.

Sin embargo, el líder de Juntos por el Cambio se mostró dispuesto al diálogo «para defender las libertades y el respeto»: «Cuesta entender las motivaciones de la carta de la vicepresidenta dirigida al presidente y las versiones que sostuvieron que hubo acercamientos con gente de mi entorno. Quiero negar rotundamente esa información y cualquier acercamiento», escribió el exmandatario.

En la carta, entre otros puntos, la vicepresidenta se refirió al problema del dólar, que, sostuvo, «es de imposible solución sin un acuerdo que abarque al conjunto de los sectores políticos, económicos, mediáticos y sociales de la República Argentina». No obstante, CFK no ahorró en críticas hacia la gestión de su sucesor, al decir que «la apuesta de un gobierno de empresarios con Macri a la cabeza fracasó».

La frase sobre el acuerdo se interpretó como una convocatoria al diálogo con la oposición y a lo largo de la semana corrieron versiones sobre contactos entre allegados al fundador del PRO con el oficialismo.

«Si hay un gesto de Alberto debería haber un gesto de Macri, pero primero tiene que ordenar esto es el presidente de la Nación», blanqueó el diputado de JxC Luciano Laspina este jueves en diálogo con Reperfilar.

Pese a las críticas, Mauricio Macri se mostró abierto a la posibilidad de un diálogo «público» de Juntos por el Cambio con el oficialismo y el resto de las fuerzas políticas, siempre que se respete la Constitución Nacional y cese «el embate a la Justicia».

«Al mismo tiempo ratifico la voluntad de JxC y mía de sentarnos con otras fuerzas en una mesa pública de diálogo que siga las siguientes condiciones: la Constitución Nacional sobre la mesa, dar de baja el embate a la Justicia, al procurador, a la Corte y a la propiedad privada», escribió el expresidente.

«Siempre vamos a estar dispuestos al diálogo para defender las libertades y el respeto a la ley. Buscamos la construcción de una agenda de desarrollo, que promueva la generación de empleo y de la producción, abiertos al mundo de una manera inteligente», concluyó Macri.

 

Comentarios