Política

Macri festejó el Día del Ejército e ignoró el paro nacional

0

Mauricio Macri no les dió el gusto: durante el discurso que realizó en Campo de Mayo para recordar al Día del Ejército, se refirió a los salarios de las Fuerzas Armadas, al blanqueo que el Gobierno se vio obligado a realizar en los últimos años, los aumentos salariales, las décadas de abandono presupuestario y simbólico que sufrieron el Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea… pero no dijo nada sobre el quinto paro general que hoy realizó la CGT.

Temprano, el Ministerio de Economía estimó que la pérdida en millones de pesos y en porcentaje del PBI es de $40.507 millones, un total de 0.22% total del PBI nacional, con gran diferencia entre los distintos sectores.

En el campo no hubo paro, tampoco en el área de electricidad, gas y agua. Sin embargo, según ese cálculo oficial, en el ámbito de la industria, 15.3% de la economía, se perdieron  $ 8.167 millones, en el sector comercio, que representa el 15.1% de la economía, se perdieron 6.935 millones de pesos, o los 2.996 millones que se perdió en la construcción, el 4% de Producto nacional, por mencionar algunos de los números que se difundieron a través de la cartera de la Economía.

A diferencia del presidente, en una evidente estrategia de medios,  Patricia Bullrich picó en punta al describir el operativo que se estaba preparando para evitar el corte de los accesos a la Capital Federal. «Paros con piquetes son poco democráticos», dijo.

Después, la ministra de Seguridad se abocó a desplegar las fuerzas de seguridad con «alta eficiencia», según fue evaluado dentro la Casa Rosada, impactado por el interés que la «supervalla»  tuvo en la opinión pública, que pudo observar cómo se desplegaba y volvía a replegarse, en forma automática.

También el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, se refirió al paro general, resaltando que «cuando hay transporte, la gente va a trabajar, que haya menos gente trabajando es porque no pueden ir a sus lugares de trabajo». El funcionario se quejó de las «prácticas de la patota sindical que aprieta a quienes ir a trabajar, lo que intentaron con los supermercados, pero como están muy articulados en la comunicación con el Ministerio de Seguridad, no lo lograron y hoy están abiertos».

El tercer funcionario nacional que hizo declaraciones fue  Dante Sica, quien analizó que se trataba de un paro para influir en la negociación de las listas a diputados, que tienen que cerrar en las próximas semanas. «La CGT había dicho que no había condiciones para hacer un paro hace 15 días, no vemos qué puede haber cambiado en estas dos semanas, cuando ya hay varias paritarias que se están acordando», aguijoneó el ministro de Industria.