JudicialesPolítica

Natalia Denegri, enojada con su abogado y con un poderoso operador de la Corte

0

La empresaria, productora y conductora televisiva Natalia Denegri sufrió un traspié judicial ante la Corte Suprema, luego que el este tribunal fallara en contra de su reclamo para que los motores de búsqueda desindexen de sus resultados los videos de la década del 90 que, siendo menor de edad y en el marco del denominado «Caso Coppola», la tienen como una de las protagonistas.

Por 4 votos contra 0, el Máximo Tribunal definió que los videos que actualmente muestran los motores de búsqueda al escribir «Natalia Denegri» forman parte de un caso que revistió interés público. «No se advierte fundamento constitucional ni legal alguno que sustente la pretensión de Denegri. Concretamente, no se han brindado argumentos suficientes que demuestren que una persona que fue y es figura pública tenga el derecho a limitar el acceso a información veraz y de interés público que sobre ella circula en internet y resulta accesible al público de acuerdo a su propia discreción y preferencias, restringiendo de este modo esa información a los aspectos que ella misma considera relevantes o, por el contrario, inapropiados a la auto percepción de su identidad actual», explicaron en su fallo.

La decisión de la Corte Suprema cayó como un baldazo de agua fría para la productora y conductora, ganadora de más de 20 premios Emmy en la televisión estadounidense. Públicamente, Denegri deslizó que le habían adelantado que el fallo de la Corte le sería favorable, pero ¿de dónde surgió ese dato?

Según contó a varios periodistas la propia Denegri, su abogado se había reunido con Silvio Robles, una de las personas de máxima confianza del presidente de la Corte, Horacio Rosatti. La ex modelo explicó que su abogado, tras encontrarse con Robles, le cobró un dineral para lograr el llamado a audiencia pública de su caso. El llamado se realizó tal como estaba estipulado, e incluso le prometieron a la productora que la decisión favorable de la Corte saldría a los pocos días de ese llamado a audiencia pública.

Sin embargo, la promesa del abogado no se cumplió, y Denegri demoró su regreso a Miami sin suerte. Tras varios días de espera, al ver que el fallo se dilataba, el abogado le aseguró que -a instancias de Robles- la decisión del Máximo Tribunal sería 3 a 1. Incluso Juan Carlos Maqueda le adelantó el mismo resultado a sus allegados.

Pero nada de eso ocurrió y las promesas y las gestiones de los intermediarios se desvanecieron cuando el pasado 29 de junio priorizó el derecho de información y la libertad de prensa por encima del derecho al olvido que reclamaba Denegri.