No va a quedar ni uno en pie: por el escándalo de los cuadernos, piden sacar los homenajes a Néstor Kirchner

Primero Ecuador pidió sacar su estatua de la sede de la UNASUR, y ahora distintos legisladores e intendentes buscan «borrarlo» del paisaje público: cerca de 166 espacios llevan su nombre

WhatsApp

La revelación de la red de corrupción que rodeó a la obra pública durante el kirchnerismo, que salió a la luz ahora gracias a los cuadernos que escribió Oscar Centeno, chofer de Roberto Baratta, generó incomodidad entre los políticos y funcionarios que tienen en sus distritos homenajes de algún tipo al ex presidente Néstor Kirchner.

La diputada nacional de la Coalición Cívica Lucila Lehhmann presentó un proyecto de ley para modificar el nombre del Centro Cultural Kirchner, argumentando: «Las actuales investigaciones penales que desmenuzan una trama de corrupción vinculada con la anterior gestión de gobierno, hacen que sea impropio seguir manteniendo el nombre del ex presidente».

La diputada santafecina consideró que «se ha hecho un excesivo culto a la personalidad de Nestor Kirchner ya que se puso su nombre en infinidad de obras públicas, la mayoría símbolo de la corrupción kirchnerista». Además, resaltó la decisión de bautizar al edificio con el nombre del ex jefe de Estado «no ha contribuido a la unión de los argentinos sino, por el contrario, ha profundizado su división».

En Morón, provincia de Buenos Aires, los concejales de Cambiemos presentaron un proyecto para remover el busto de Néstor Kirchner que fue instalado en el 2013 en la plaza principal. «Kirchner va camino a convertirse en símbolo de la corrupción obscena», explicó la presidente del Concejo Deliberante de Morón, Analía Zappulla.

«Morón no debe tener en su plaza más importante la encarnación de la corrupción y el uso del Estado para el enriquecimiento personal», sostuvo la dirigente de Cambiemos sobre el proyecto que se tratará esta semana en el Concejo.

El Monumento se colocó durante el 2013 en un acto encabezado por el ex intendente Lucas Ghi. De aquella celebración participó el dirigente ultra k Martín Sabatella.

Por otro lado, en San Miguel de Tucumán, un grupo de ciudadanos pidió el cambio de nombre de una avenida llamada «Presidente Néstor Kirchner», que hasta el 2010 llevaba el nombre del ex presidente «Julio Argentino Roca». Dos semanas después del fallecimiento de Kirchner, el entonces intendente Domingo Amaya decidió modificarlo.

En el 2016 el radicalismo y la Coalición Cívica presentaron proyectos para cambiar el nombre a la avenida pero las iniciativas nunca fueron fructíferas. En esta oportunidad, es un conjunto de tucumanos el que le solicitó al intendente de Cambiemos, Germán Alfaro, restituir el nombre de Roca a la avenida.

«Fue lamentable cambiar apresuradamente un tramo de la artería con el nombre de Kirchner. Ahora, con el conocimiento de hechos que si bien no han sido evaluados acabadamente aún por la justicia, hacen presumir que el extinto presidente no merece que Tucumán le brinde respeto y menos aún admiración», precisó el escrito presentado.

Comentarios