Orgullo argentino: estudiantes ganaron un premio de la NASA

En Buenos Aires, de festejo, esperan a las ganadoras los otros miembros del equipo original que se presentó al concurso, compuesto por más de 15 estudiantes del Islands International School

WhatsApp

Un grupo de siete estudiantes argentinas de entre 13 y 17 años ganaron ayer un premio de la NASA con un proyecto de construcción de una ciudad en la Luna.como parte del certamen Space Settlement Design Competition, en las instalaciones de la agencia aeroespacial estadounidense en Cabo Cañaveral, Florida, del que participaron jóvenes de todo el mundo.

Florencia Sfara, Guadalupe Peris Alonso, Macarena Peris Alonso, Carolina Fridman, Francesca Rothman Celi, Sol Ugalde y Jessica Chang son alumnas de primero a cuarto año del colegio Islands International School de Belgrano. Llegaron a la instancia final luego de ganar el primer puesto a nivel latinoamericano, con un diseño de ampliación de la Estación Espacial Internacional (ISS) llamado Puerto Libertad que presentaron a distancia en mayo.

Según informó La Nación, las chicas se juntaron en las instalaciones de la NASA con estudiantes de Reino Unido, India, China, EEUU y Australia para crear una compañía simulada que diseñara una posible ciudad en un cráter lunar a construirse en el año 2043. Compitieron contra otros tres equipos internacionales y se adjudicaron el primer puesto de un juzgado compuesto por ingenieros, astronautas y expertos en la temática.

La ciudad propuesta por el equipo se llama Alaskol, y cuenta con un parque industrial con el objetivo de atraer a diferentes empresas para fomentar la economía del satélite terrestre e instalaciones específicas para recibir a turistas espaciales.

«Era importante generar un ambiente lindo y placentero para la gente, porque sería la primera ciudad de la luna. Hacer un lugar al que la gente quiera ir», explica Guadalupe. Otro de los aspectos fundamentales a tomar en cuenta fueron los costos: las chicas calcularon en 95.000 millones de dólares el valor total del proyecto, cuyas imágenes no pueden difundirse por una cláusula expresa del concurso de la NASA.

Además de haber demostrado una gran creatividad, la delegación argentina fue elogiada por su capacidad de trabajo colaborativo. «No solo ganaron el primer premio sino que muchos de los participantes de su compañía les agradecieron porque fue el grupo que más receptividad tuvo con respecto a la comunicación. Hubo mucha escucha activa, muchas propuestas, y las chicas se destacaron por ser muy respetuosas frente al multiculturalismo», apunta Luciana Micha (42), profesora y couch del equipo.

Comentarios