Otro ex funcionario K, a la bolsa: quién es el nuevo llamado a indagatoria en la causa Skanska

La defensa había impugnado el llamado a indagatoria efectuado por el juez Casanello respecto de Ulloa

WhatsApp

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal declaró inadmisible el recurso de casación interpuesto por la defensa del ex gerente general de Nación Fideicomisos Néstor Ulloa, contra la decisión de la Sala I de la Cámara Federal que había confirmado su inclusión en la causa Skanska.

La causa investiga el presunto pago de coimas por parte de la firma Skanska a funcionarios del gobierno por contratos de construcción de gasoductos. La causa fue reactivada cuando la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal revocó la nulidad dispuesta por la cámara de apelaciones del fuero respecto de las grabaciones realizadas por el auditor interno de la compañía.

La semana pasada, el juez federal Sebastián Casanello procesó en la causa al ex ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, y su ex secretario de Obras Públicas, José López, junto a otras 29 personas, y este jueves procesó también, sin prisión preventiva, al ex gerente general de Nación Fideicomisos Néstor Ulloa, y a directivos de la ex Skanska -hoy Pecón Servicios Energéticos-, y a directivos de 23 empresas que aportaron facturas truchas.

El proyecto de Ampliación de Gas 2005 preveía una expansión de la capacidad de transporte de gas natural que comprendía la instalación de gasoductos, el acondicionamiento de las plantas compresoras y la construcción de una nueva planta, todo financiado por un fondo fiduciario administrado por Nación Fideicomiso y las coimas -pagadas en forma de sobreprecios- se habrían concretado luego de que se modificara la forma de licitación, según indicaron desde el juzgado de Casanello.

Las diferencias entre los precios presupuestados para todas las obras y lo pagado se estima en 185 millones de pesos, aunque las obras que comprendieron los tres contratos de Skanska ascendieron a aproximadamente 82 millones de pesos.

En su resolución, Casanello sostuvo que la responsabilidad de Ulloa pasa por el hecho de que disponía del dinero para el pago de las obras y fue el encargado de aprobar junto a otros funcionarios los incrementos de presupuesto y recibir sobornos.

El juez también procesó al ex gerente comercial de Skanska Javier Azcárate, que fue el responsable de la auditoría interna que produjo las grabaciones que dieron cuenta del pago de coima, y que en primera instancia no habían sido aceptadas como prueba en el expediente.

Comentarios