«Para Cristina Kirchner Perón era un viejo de mierda»

El ex presidente habló sobre las elecciones para la sucesión de Mauricio Macri y descartó una interna con Cristina Kirchner

WhatsApp

El ex presidente Eduardo Duhalde volvió a asegurar que Roberto Lavagna es el candidato ideal para el Partido Justicialistas (PJ) en las próximas elecciones presidenciales, y le añadió ahora un nuevo factor: una alianza con sectores del radicalismo.

Según Duhalde, se podría conformar un ‘frente amplio’ con el radicalismo con Lavagna como candidato. De ese modo, cerró la puerta al resto de los aspirantes de su fuerza para suceder a Macri en el sillón de Rivadavia, incluso a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El ex jefe de Estado considera a la ex mandataria fuera del PJ: “Cristina nunca ha querido al peronismo. Lo sabemos. Ella es más de Evita Montonera, Perón viejo de mierda”, dijo en diálogo con el programa Todo No Se Puede, por FM Cielo.

Si bien descartó una interna del peronismo, sostuvo que Lavagna se impondría ante cualquier escenario dado que “Roberto tiene mucho consenso dentro del radicalismo, y gana en primera vuelta con votos de gente que votó a Macri y al radicalismo”.

“Lavagna no va a decir que quiere ser candidato, porque no tiene que decirlo ahora, pero estoy seguro que va a ser candidato. Los que tienen que decirlo ahora, son los desconocidos que tienen que largar una campaña para que la gente los conozca, y los vea, pero Roberto (Lavagna) gana en cualquier encuesta, sin postularse”; aseveró Duhalde.

El ex mandatario considera que para afrontar los comicios del 2019 se necesita un “frente amplio, con más sectores del radicalismo”, y en ese contexto, “la figura de Roberto Lavagna tiene mucho consenso en el radicalismo”.

Consultado sobre la posibilidad de que la UCR abandone el Cambiemos, contestó: “La única vez que hubo acuerdos que triunfaron, fueron los míos con el radicalismo. Tanto en la Provincia de Buenos Aires, como en el orden nacional. Los que dicen ‘Duhalde sacó’, yo les dijo ‘no mientan’, en todo caso nos pusimos espalda con espalda con un gran dirigente, como Raúl Alfonsín, para soportar presiones internacionales enormes, del sistema financiero, de los especuladores y usureros, y tuvimos que ponernos espalda con espalda con un sector del radicalismo, para soportar las presiones».

Comentarios