Para Florencia Carignano, quienes viajaron “asumieron las consecuencias sanitarias y económicas”

En total, según cifras oficiales, son poco más de 45.000 las personas que se encuentran en el extranjero por turismo y que tendrán inconvenientes para regresar al país durante las próximas semanas

WhatsApp

La titular de la Dirección Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, respaldó este martes la decisión de restringir el ingreso de argentinos desde el exterior, que se mantendrá inalterable hasta el 9 de julio.

Desde el gobierno nacional afirmaron que no pueden considerarse como un “varado” a ninguna de las personas que a partir de hoy tengan problemas para volver, ya que no hubo una medida sorpresiva, y que antes de viajar firmaron una declaración jurada donde aceptaron que “la salida del país implicará la aceptación y asunción de las consecuencias sanitarias, legales y económicas derivadas de las mismas y del eventual reingreso a la Argentina”.

La funcionaria le transfirió la responsabilidad a la gente que en medio de la pandemia viajó por turismo: “Hemos advertido que cuando uno firma la declaración jurada, uno asume las responsabilidades. Las personas que decidieron salir lo hicieron aceptando las consecuencias de lo que implica salir en pandemia”.

“El problema en estos días no son las medidas que tomó el Gobierno, el problema es la pandemia. A muchos los perjudica, pero a muchos otros los perjudica tener que cerrar sus negocios. Si no cerrábamos, en dos semanas teníamos un colapso sanitario”, dijo en diálogo con LN+ Carignano, quien además contó que en el día de hoy aterrizaron tres vuelos desde Miami, Barcelona y Bogotá.

“No decidimos entre lo bueno y lo malo, decidimos entre lo feo y lo muy feo”, agregó Carignano, que actuó como vocera del Gobierno para defender la medida que generó quejas entre los argentinos que buscan regresar al país urgentemente.

Hoy, según datos oficiales, el 30% de los argentinos que están en el extranjero lo hicieron para descansar, en su gran mayoría los destinos elegidos fueron Estados Unidos y España. “Venimos diciendo desde hace tiempo que no era el momento”, resumió Carignano, quien informó que habrá excepciones para los “casos extremos”.

Comentarios