Para la Cámara Federal, la cocinera de Julio De Vido no podía justificar sus bienes

Se sospecha que movió más de dos millones de pesos que no podía justificar y que sirvió de testaferro para el ex ministro de Planificación

WhatsApp

La Cámara Federal confirmó el procesamiento por lavado de dinero de la cocinera (y de dos de los familiares) de Julio De Vido. El fallo ratificó también la sospecha de que la mujer habría sido un testaferro para ocultar los bienes del ex ministro de Planificación, preso desde hace más de un año en la cárcel de Marcos Paz por otra causa.

Con los votos de los jueces Leopoldo Bruglia, Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi, la Sala I de la Cámara Federal confirmó procesamiento de Nélida Caballero, la empleada doméstica de De Vido y su esposa; la del marido de ésta, Omar Marcelo Lavergne y su hija, Camila Florencia Caballero.

“Las objeciones planteadas en torno a que no habría suficiente prueba que vincule a Nélida Caballero con Julio Miguel De Vido se desvanecen desde el momento en que no sólo había denunciado el domicilio” del ex ministro de Planificación, “sino que también allí radicó los automóviles adquiridos y lo aportó para tramitar su documento”, se sostuvo.

Caballero está acusada de “haber ingresado en su patrimonio, entre el 1° de enero de 2011 y el 31 de julio de 2016, bienes y dinero provenientes de actividades ilícitas por un monto de $2.005.630,99, sin haber logrado acreditar que el origen de ellos era legal”. Se cree que depositó “sumas de dinero en diversas cuentas bancarias”, y que compró distintos vehículos y una casa para un emprendimiento rural. Después, la mujer hizo transferencia de dos autos, uno para su marido y otro para su hija.

El fallo hizo hincapié en que “el peritaje contable realizado por el Cuerpo de Peritos del Poder Judicial de la Nación Especializados en Casos de Corrupción y Delitos contra la Administración Pública, en el que se concluyó, entre otras cuestiones, el ingreso injustificado al patrimonio de Nélida Caballero de la suma de $2.005.630,99.En el informe mencionado se analizó, además, que la imputada no presentó registros contables ni de otra índole que permitieran tener un conocimiento de los ingresos derivados de los emprendimientos alegados. Tampoco la defensa acompañó documentación para suplir esa falencia en este ámbito”.

De Vido está siendo investigado por enriquecimiento ilícito por orden de la Cámara Federal de Casación Penal, que resolvió en 2015 reabrir una causa cerrada en primera y segunda instancia.

Comentarios