Patricia Bullrich condenó los ataques con bombas molotov en Villa Mascardi: «Se terminó la impunidad»

Tras los hechos de violencia en Bariloche, la ministra de seguridad aseguró que la comunidad mapuche realizó «otro ataque contra las instituciones»

WhatsApp

El 27 noviembre de 2017, dos días después de los incidentes en donde murió Rafael Nahuel, Patricia Bullrich, y Germán Garavano repudiaron el accionar de los activistas que buscan reivindicar los derechos de los mapuches por haber enfrentado a los efectivos de la Prefectura en Villa Mascardi, a pocos kilómetros de Bariloche.

Ahora, la comunidad mapuche Laften Winkul Mapu denunció que «efectivos de la Policía Federal ingresaron a los tiros» al predio que ocupa esa comunidad indígena en Villa Mascardi y, según informaron en un audio de Whatsapp, sus miembros «debieron dispersarse y esconderse en el bosque» ante la arremetida represiva por parte de las fuerzas de seguridad.

La ministra Bullrich, por su parte, contrarrestó su versión desde de su cuenta de Twitter: «Otro ataque de los usurpadores de Villa Mascardi contra las instituciones. Arrojando bombas molotovs contra la @SeguridadPSA y la fiscal Silvia Little durante una inspección al Hotel de Parques Nacionales. Con nuestro gobierno se terminó la impunidad de la que gozaron tantos años».

 

La ministra de Seguridad agregó que «fue una agresión a las instituciones por un grupo violento que ha usurpado un terreno. En un estado de derecho es inadmisible».

Fuentes del Ministerio de Seguridad en Buenos Aires aseguraron a Infobae que, por un pedido de la Fiscalía Federal de Bariloche, avalada por una orden judicial del magistrado Gustavo Villanueva, miembros de la Policía de Seguridad Aeroportuaria acompañaron a la fiscal Sylvia Little a realizar una inspección ocular en el viejo hotel Mascardi para verificar si estaba siendo ocupado, como había denunciado Parques Nacionales, cuando fueron agredidos por una lluvia de «piedras, cascotes, bombas molotov y objetos contundentes» por parte de los miembros de esa comunidad.

Fuentes oficiales sostuvieron que el escudo de seguridad debió armarse tras las agresiones, en donde «las fuerzas respondieron con balas de goma para preservar la integridad física de los funcionarios judiciales y de Parques Nacionales presentes en el lugar». También agregaron que no hubo heridos y que no se logró ingresar al predio ya que el objetivo de la medida no era la lof mapuche sino el viejo hotel Mascardi. «Ante la agresión, que provino desde lo alto de la montaña, la fiscal Little debió suspender la medida judicial», ratificaron las fuentes.

La intendencia de Parques Nacionales, ubicada en el centro de Bariloche, debió ser cerrada preventivamente. Según pudo saber Infobae, la Gendarmería Nacional custodiará la sede administrativa a una cuadra del Centro Cívico de Bariloche.

Comentarios