Provincia asegura que tomará medidas «mucho mas restrictivas» ante el aumento de casos

La ministra Teresa García adelantó que antes del fin de semana habría nuevas restricciones

WhatsApp

Este miércoles por la tarde, el gobernador de la Provincia, Axel Kicillof, se reunirá con intendentes del conurbano para definir nuevas nuevas medidas “más restrictivas” que las actuales ante el aumento de los casos de coronavirus.

“Estamos muy preocupados y esperemos que, cuando hablemos con los intendentes y mañana, cuando el gobernador vuelva a comunicarse con las otras dos jurisdicciones, estemos próximos a tomar las medidas que hay que tomar, que son mucho más restrictivas que estas”, anticipó a Radio La Red la ministra de Gobierno de la Provincia, Teresa García.

La funcionaria bonaerense aclaró que “Kicillof no está encaprichado con un cierre”, sino que se encuentra “preocupado por la salud” e indicó que la decisión en cuanto a cómo seguir debe darse en acuerdo con la ciudad de Buenos Aires.

No es una medida que pueda tomar exclusivamente el conurbano bonaerense, porque nos divide la General Paz de la Capital y muchos de nuestros trabajadores van y vienen en el día haciendo circular más el virus”, comentó García, quien tuvo palabras de elogio al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta: “Entiendo que es muy responsable”.

No obstante, García criticó los dichos del secretario de Transporte de la Ciudad, Juan José Méndez, quien había manifestado que el transporte no es un foco de contagio: “Cuando uno escucha expresiones del secretario de Transporte -y no cargo las tintas- diciendo que ese no es un motivo grande de contagio y después lo escucha a Fernán Quirós [por el ministro de Salud porteño] diciendo que ese es un punto de contagio muy peligroso, la verdad que preocupa”.

La ministra notificó la “presión” de algunos sectores económicos que se oponen al cierre de actividades, pero dijo que debe “tener preeminencia el tema sanitario” y objetó el desborde en los centros comerciales durante el fin de semana.

Ante la preocupación de las familias por cómo las restricciones pueden afectar la presencialidad en las aulas, dijo que “las clases están como está todo, en materia de conversación” y, en cuanto a ello, indicó: “En la medida que las clases no sean un lugar de infección de los chicos, se van a llevar adelante. En la medida en que esto se ponga en crisis y cuestionamiento, se va a accionar sobre el tema de la presencialidad”.

Bajo esa actitud, deslizó: “Hoy no estamos igual que hace diez días, cuando todos defendíamos a rajatablas todas las actividades porque nos parecían que se podían llevar adelante con cuidados. Vimos 27.000 casos ayer y no quiero hacer ninguna presunción sobre el día de hoy, pero creo que vamos a estar peor”.

Comentarios