¿Quién es Lázaro Baez?

¿Qué hay detrás de la fortuna del empresario más beneficiado por el kirchnerismo?

WhatsApp

Lázaro Baez nació en la provincia de Corrientes pero se crió en la de Santa Cruz. Su familia se instaló en una pequeña ciudad llamada Puerto Santa Cruz y más tarde se trasladó a Río Gallegos, la capital provincial.

En menos de 20 años pasó de ser un simple empleado bancario a ser una de las personas más ricas del país gracias a su amistad con el matrimonio Kirchner.

A mediados de los años 90 Baez no era más que un opaco empleado del banco provincial, hasta que conoció a Néstor Kirchner, quien estaba en los inicios de su carrera política como intendente de Río Gallegos. Algunos señalan que la presentación entre ambos la hizo “Bombon” Mercado, en ese entonces marido de la hermana de Néstor, Alicia Kirchner. Ya en ese entonces Néstor le anticipó sus ambiciones presidenciales y se volvieron socios y amigos inseparables.

La suerte cambió para Lázaro a partir de 2003 con la llegada de Néstor Kirchner a la Casa Rosada. Baez, que ya era ñoqui de la Municipalidad de Río Gallegos, comenzó a diseñar la estructura de la asociación ilícita más grosera y evidente que existió en las últimas décadas en la República Argentina.

El 8 de mayo de 2003, apenas dos semanas antes de la asunción de Néstor como Presidente, Baez registró la creación de la empresa Austral Construcciones S.A. y dos días antes de asumir Néstor, la empresa fue inscripta en la AFIP. Así Lázaro constituyó su primera empresa a pesar de no contar con ningún antecedente o experiencia en el ámbito de la construcción. Años más tarde, luego de la muerte de Néstor y ya finalizado el segundo mandato presidencial de Cristina, la justicia comprobó que esta sociedad se creó con el único motivo de realizar contrataciones irregulares de obra pública mediante una asociación ilícita basada en la utilización del poder del Estado.

Algunos datos para entender la riqueza y corrupción de Baez:

– Gracias a las relaciones con el kirchnerismo, Austral Construcciones realizó el 82% de las obras públicas totales de la provincia de Santa Cruz durante los años K.

– A través de Austral y otras empresas, Baez obtuvo el 12% de las obras del Ministerio de Planificación Federal que dirigía Julio de Vido.

– En 12 años de kirchnerismo acumuló más de 1400 inmuebles, vehículos y 2 aviones.

– Con sus campos y estancias llegó a ser propietario del 10% de toda la superficie de Santa Cruz, un territorio equivalente a la Provincia de Tucumán o de Tierra del Fuego.

– El patrimonio de Lázaro se incrementó entre 2004 y 2015 un 12.127% y el de Austral Construcciones 45.300%, es decir 45 mil veces más grande sólo durante la “década ganada”.

– También hay que considerar que Austral Construcciones registró otras mil propiedades, rodados e inmuebles.

– La justicia comprobó la existencia de cuentas de más de 30 sociedades de Lázaro Baez en paraísos fiscales como Suiza, Panamá, Belice, Uruguay y en Estados Unidos.

Primer condena contra Baez y sus hijos

A pesar de tener decenas de causas penales y juicios pendientes, Lázaro Baez fue juzgado por primera vez en febrero de 2021 por una causa de asociación ilícita, lavado de activos y encubrimiento. Fue condenado a 12 años de prisión y sus 4 hijos a condenas de entre 3 y 9 años. Esta denuncia, que había sido presentada por la entonces diputada Elisa Carrió, incluyó filmaciones ocultas y arrepentidos que declararon y explicaron las maniobras de la familia Baez para enviar dinero en negro a cuentas sin declarar en el exterior por un monto superior a los 50 millones de dólares. Entre las pruebas documentales se destacan videos filmados en la financiera “La rosadita” donde se observa a los hijos de Lázaro Baez contando millones de dólares y llevándoselos en bolsos.

Esta primera condena tiene la gravedad del “delito precedente”. Según nuestro Código Penal cualquier delito de lavado de activos requiere de un delito precedente que es aquel que dio el primer origen a los fondos ilícitos.

La defensa de la familia Baez adujo durante todo el proceso que el dinero provenía de la evasión impositiva mediante facturas truchas, mientras que la fiscalía intentó probar que el delito precedente era la corrupción en la obra pública de la provincia de Santa Cruz, durante los primeros años de Néstor como gobernador. En el fallo del tribunal de tres jueces, dos de ellos se inclinaron por la segunda opción. Esto complica y agrava la situación judicial de la familia Kirchner porque, de comprobarse, se reconocería que el dinero originalmente provenía de la corrupción K en Santa Cruz y abriría las puertas a nuevas causas contra Baez y Cristina Kirchner.

La causa Hotesur

Entre las varias causas que Lázaro Baez tiene pendientes está la llamada “Causa Hotesur” o “Causa Los Sauces”. Los primeros jueces y fiscales que llevaron adelante la causa consideraron probado que Lázaro Baez alquilaba hoteles que eran propiedad de la familia Kirchner en Santa Cruz con el propósito de llevar adelante un procedimiento ilegal de blanqueo de dinero.

Se comprobó que los hoteles estaban permanentemente vacíos, a pesar de que solamente Austral Construcciones alquilaba más de la mitad de las habitaciones. En los sucesivos allanamientos nunca pudieron encontrarse los libros de huéspedes con el nombre de quienes alguna vez se suponía que habían ocupado las habitaciones. Tanto los jueces Bonadio como Ercolini consideraron que este accionar implicaba el retorno del dinero negro proveniente de la obra pública.

Las empresas de Baez contrataban los hoteles de Néstor y Cristina para alojar supuestos empleados y realizar supuestos eventos, pagaban por esos servicios pero nunca ocupaban las habitaciones o realizaban los eventos. El mecanismo era para asegurarle a los Kirchner el blanqueo para obtener dinero lícito. La causa todavía está abierta a la espera del juicio.

Causa Vialidad y Rutas en Santa Cruz

Causa Vialidad es otra de las causas donde se denuncia la asociación ilícita de Néstor y Cristina Kirchner con Lázaro Baez. En todo el país, pero mayormente en Santa Cruz, se otorgaba irregularmente la construcción de rutas a las empresas de Baez con beneficios inusuales como el pago de anticipos, mayores montos sin auditorías y nulo control estatal. Varias rutas, como la ruta 3 o la ruta 39, aún hoy no han sido terminadas a pesar de que han sido sobre abonadas.

La investigación reveló que existió una acción organizada con funcionarios del gobierno nacional mediante la cual se asignaba obra pública de forma arbitraria e ilegal,  concentrándose en la provincia de Santa Cruz que tiene sólo el 0,7% de la población del país pero que recibió el 12% de las obras nacionales.

Además, hubo un reparto discrecional favorable a las empresas que componían al GRUPO AUSTRAL al que, entre 2004 y 2015, se le adjudicaron 51 obras sólo en Santa Cruz (el 80% de todas las obras viales destinadas a la provincia).

Esto significó la contratación de Vialidad en Santa Cruz a favor de las empresas de Lázaro Báez de más de 140 mil millones de pesos con circuitos de pagos de excepción, llegándose a cobrar sobreprecios de hasta 64% y aún así, en la mayoría de los casos, las obras contratadas quedaron inconclusas.

Se estudiaron 17 licitaciones donde se simulaba la competencia: entre agosto de 2006 y abril de 2007, en todas las licitaciones se presentó Austral Construcciones; en 15 de las 17 se presentó Kank y Costilla (empresa del mismo grupo empresario); y en 14 se presentó Petersen Thiele y Cruz. Las 17 licitaciones las ganaron las empresas de Baez;

En esas 17 obras, el promedio de los procesos entre el llamado a licitación e inicio de las obras fue de 38 días cuando el plazo habitual para las demás empresas era de 180. Tuvo además importantes desembolsos en concepto de anticipos financieros y certificaciones por trabajos no ejecutados: en los primeros 35 días Austral Construcciones S.A. percibía, en la mayoría de los casos, el 20% del monto total del contrato, llegando a veces al 35%.

Se constataron constantes incumplimientos de ejecución y plazos de obra, como el caso de la Ruta Nacional 3 entre Caleta Olivia y Comodoro Rivadavia, donde en 9 años sólo avanzó un 37% (estaba planificado hacerla en 3). También se verificaron importantes sobreprecios para la ejecución de las obras: cuando el gobierno de Mauricio Macri relicitó la obra de la ruta 3 de Lázaro Báez, la diferencia de precios fue mayor al 50% entre el contrato anterior y el nuevo.

El Grupo hacía figurar mismos equipos y mismas máquinas en diferentes lugares al mismo tiempo: presentaban las mismas planillas de equipos en diferentes licitaciones para ejecutar las obras, el mismo certificado de capacidad de contratación anual y el mismo Representante Técnico.

Hay pruebas que denotan que las obras se orquestaban a medida de Lazaro Baez: en la ruta provincial 9 ofertó exactamente el mismo número – hasta con decimales – que el valor del convenio de financiamiento para la obra, cuando éste había sido firmado por la Secretaría de Turismo de la Nación, Vialidad Nacional y Vialidad provincial seis días antes de conocidas las ofertas.

#Datomatarelato El aumento meteórico de Lázaro pudo haber sido posible con la complicidad y asociación de los Kirchner que le posibilitaron miles de millones de dólares en forma fraudulenta. Solo así se entiende como en 10 años Baez pasó de cadete a tener más 1400 propiedades.

Comentarios