¿Quién es Roberto Navarro, el periodista militante?

Cómo llegó el periodista K a fundar un medio

WhatsApp

Roberto Navarro, es un periodista económico que aprovechó su cercanía al kirchnerismo para montar un multimedio gracias a la millonaria pauta oficial que recibe en forma ininterrumpida.

Proveniente de una humilde familia de operarios de Talar de Pacheco se recibió en un colegio técnico y fue dueño de una pequeña PyME hasta los 35 años, cuando decidió vender su empresa y comenzar a estudiar periodismo en TEA. Su primer trabajo vinculado al periodismo fue recién a los 37 años en la sección Economía del diario Página/12 en 1996.

Durante la presidencia de Cristina Kirchner acentuó su fanatismo hacia el kirchnerismo y afianzó sus lazos con La Cámpora y el sector más duro del movimiento, de quienes recibía órdenes en forma directa. Lejos de sentir la pasión y el oficio del periodismo, concibe la profesión como una posibilidad de ganar dinero y de ser un próspero empresario gracias a la pauta oficial K. Como no tenía acceso a este recurso siendo redactor o empleado de un canal de TV, fundó su propio multimedio que incluye actualmente a un portal de noticias, una radio digital y un canal de videos.

Su modus operandi consiste en realizar investigaciones de dudosa calidad y veracidad y luego extorsionar a políticos, gremialistas y empresarios exigiendo publicidad para no levantar la noticia. Además de reclamar pauta oficial con el argumento del “periodismo independiente”. En marzo de 2020, a tres meses de asumir Alberto Fernández, declaró en sus programas que el gobierno “no está cumpliendo con la pauta que me prometieron”. Un claro ejemplo de extorsión al aire, que resultó exitoso.

En el primer informe de reparto de pauta oficial se descubre que Navarro es el gran beneficiado por el kirchnerismo. La diversificación de medios ha sido su estrategia para recibir mayor cantidad de dinero. La radio FM de Navarro recibió en 2020 más de 12 millones de pesos en pauta oficial a pesar de ni siquiera estar entre las 15 radios más escuchadas del país. Incluso comparando con radios líderes, recibió más dinero que Rock & Pop, Millenium o Disney y 4 veces más que Vorterix o Radio Uno.

Pero el escándalo es aún peor en portales de noticias, donde quedó en tercer lugar en monto en pesos detrás de Clarín e Infobae y recibiendo más dinero que La Nación. Los 21 millones de pesos que recibió su portal son casi el triple que los que recibieron portales nacionales como Cronista o líderes del interior como La Voz del Interior.

A estas pautas además se deben sumar las de decenas de municipios y organismos descentralizados a los que Navarro amenaza con operaciones de prensa si no colaboran con la financiación del multimedio familiar, que también le garantiza sustento a sus dos hijos.

Entre 2009 y 2015 fue el periodista que más dinero recibió a título personal. Incluso más que otros kirchneristas adictos a la pauta oficial como Jorge Rial o “el profe” Romero.

Navarro fue denunciado por truchar los datos de visitantes de su portal web con el fin de acceder a mayores montos. Tanto ADEPA como la empresa que audita los visitantes web dieron a conocer que El Destape había aumentado sus seguidores en un 400% con números truchos. Paradójicamente la denuncia la hizo pública otro medio aliado al Frente de Todos. Página/12, competidor directo en el reparto de la plata K, fue quien filtró los visitantes truchos de El Destape.

Su pasión empresaria y por el dinero le permite moverse por la ciudad en un Audi TT que cuesta más de 50.000 dólares. Su pasión por los fierros también le permitió mostrarse en un BMW 220i con un valor de base de 64.000 dólares Mientras era un denunciador serial de la “Macrisis” compró y se mudó a un piso de un millón y medio de dólares, curiosamente en frente a la Embajada de Estados Unidos.

#Datomatarelato Navarro montó una empresa ligada a la extorsión y a la pauta oficial. Y con el cuento de los medios independientes vive una vida de millonarios en un país con 40% de pobres.

 

Comentarios