Quiénes están detrás del juicio millonario contra Argentina por la expropiación de YPF

El Grupo Petersen hoy está absolutamente fuera del reclamo y de los derechos a cobrar, situación que está judicialmente aclarada en la justicia española; entonces, ¿quiénes son los que están detrás de este reclamo judicial millonario?

WhatsApp

El viernes pasado hubo muy malas noticias provenientes de la Justicia estadounidense, que definió que el juicio millonario que lleva adelante el fondo buitre inglés Burford contra el Estado argentino por la reestatización de YPF seguirá en Nueva York y no en los tribunales argentinos, como habían pedido representantes de nuestro país.

Así lo definió la jueza del Segundo Distrito Sur de Manhattan, Loretta Preska. El caso, de respetar la jurisprudencia que siguió hasta el momento la magistrada, tendría una resolución negativa para el país, y podría costar hasta 3.000 millones de dólares si aplican los intereses que exigen los demandantes. Se trata de una enormidad de dinero por una demanda por el 49% de las acciones de una compañía cuyo total hoy vale, en el mejor de los casos, unos u$s 1.900 millones.

Ahora bien, ¿quiénes son los litigantes contra el Estado argentino?

Tal como explicó el periodista Carlos Burgueño en Ámbito.com, el Grupo Petersen hoy está absolutamente fuera del reclamo y de los derechos a cobrar, situación que está judicialmente aclarada en la justicia española y reconocida por los propios Burford.

El principal demandante de la causa es el fondo buitre Burford, que está por cerrar el mejor negocio de su historia. De hecho, a minutos de haberse conocido el fallo de Preska, sus acciones en la bolsa de Londres comenzaron a subir hasta 8%.

El gran misterio, por ahora, en esta megacausa es quién es el socio de Burford en los reclamos.

Originalmente el fondo especializado en litigar en el mundo en casos como el del YPF, había comprado el 70% de la causa; y actualmente sostiene el 30%, habiendo colocado a inversores privados (en principio unos 10 fondos comunes de inversión), el resto de la causa.

El 40% que ya vendió lo fue colocando en diferentes momentos del avance del caso y a medida que se aproximaba el momento actual su precio iba en incremento otorgándolo a Burford (un especialista en manejar los tiempos de la oferta y demanda de las casos que va litigando), ganancias extraordinarias.

Estos fondos recibirán, si Argentina pierde el juicio, miles de millones de dólares que tendrá que pagarle el país. Para agregarle misterio a la causa, el 19 de junio (luego de la audiencia), Burford anunció a sus accionistas la venta del 15% del juicio en u$s66 millones. En esa operación, el fondo de capitales ingleses especializado en hacer juicios luego de renacionalizaciones fallidas, la valuación que se le aplicó al caso fue de u$s440 millones, en lugar de los u$s3.000 que se reclaman en los tribunales de los Estados Unidos.

El fondo inglés Burford no es especialista en inversiones financieras (mucho menos en el mundo energético o petrolero), sino que su especialidad son los megajuicios por demandas millonarias, en general, a compañías en quiebra o empresas en bancarrota que tienen demandas anteriores sin definir y que necesitan efectivo para enfrentar su cierre o concurso.

Comentarios