Sandleris anunció un nuevo límite de compra de dólares: “El objetivo es preservar las reservas durante el período de transición”

«Esta es una forma de proteger la reservas pese a que implica costos para la economía local», aseguró el presidente del Banco Central

WhatsApp

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, brindó este lunes detalles sobre el endurecimiento del control de cambios resuelto anoche, una vez conocidos los resultados de las elecciones que ungieron a Alberto Fernández con la presidencia.

“El objetivo es preservar las reservas durante el período de transición y darle libertad al próximo gobierno”, aseguró Sandleris en una conferencia de prensa donde explicó las nuevas limitaciones a la compra de divisas, ya que desde este lunes sólo se podrá comprar 200 dólares por persona en forma mensual.

La medida fue tomada por el Gobierno, tras la derrota electoral, con el propósito de frenar la brusca salida de reservas.

La limitación de 200 dólares es para aquellas personas que hagan la operación vía homebanking, mientras que para las compras en efectivo sólo se podrán adquirir 100 dólares, y fue decidida por el Directorio de la entidad en la tarde del domingo durante una reunión celebrada en la sede del organismo para monitorear el desarrollo de las elecciones.

Sandleris reconoció que estas medidas “no son gratuitas para la economía” y afectan a “mucha gente y a la actividad económica”. Y explicó por qué no se adoptaron antes más restricciones en el mercado de cambios: “Confiamos que con esta medida el mercado cambiario va a estar equilibrado y nos permite así proteger las reservas”.

Además, refirió que “va a reducir la demanda de dólares para atesoramiento”: “Para nosotros es tan importante lo que ocurra hasta el 10 de diciembre como lo que ocurra después”, subrayó.

Sandleris reconoció como “muy estricta” la restricción para que los individuos atesoren dólares y especificó que la decisión de endurecer el “cepo” obedeció a la necesidad de “proteger las reservas internacionales y darle al próximo Gobierno la mayor libertad implementación de su política económica”.

También descartó la aplicación de más controles en el futuro y expresó: “Con las medidas que estamos tomando, el balance cambiario queda equilibrado”. No obstante, enfatizó que “hay que esperar cómo se desarrollan los acontecimientos”, en base a la «evolución de la oferta y la demanda de dólares en el próximos meses”.

Comentarios