Sandra Pitta: «Se testea poco, tratan de aplanar la curva a fuerza de no tener números»

«Sin datos no se pueden tomar decisiones y en este momento no los tenemos y perdimos un tiempo valioso», sostuvo la becaria del Conicet

WhatsApp

La investigadora del Conicet Sandra Pitta se mostró muy crítica este miércoles con el manejo que el gobierno de Alberto Fernández tiene de la pandemia de coronavirus, ya que la centralización de información y recursos «puede llevar a muchas suspicacias y sospechas».

Entrevista por La Nación, la farmacéutica y biotecnóloga señaló: «El Gobierno quería controlar los números desde un lugar centralizado. No sé si para ocultarlos, mentirlos, dibujarlos o controlarlos mejor. Querían controlar todo. De hecho también están controlando la distribución de respiradores. Hay una empresa en Córdoba que tenía comprometida la venta de respiradores a distintas provincias y ahora se lo prohibieron. Todo lo va a decidir el poder central. Y eso no está bien».

«No podemos estar unificando todo en el Malbrán. Eso redunda en menor eficiencia. Lo ideal es coordinar y articular pero no controlar porque es menor transparencia y puede llevar a muchas suspicacias y sospechas. Y muchas de ellas pueden ser corroboradas también», explicó Pitta, quien tuvo una amplia repercusión mediática el año pasado al protagonizar un entredicho con el entonces candidato Alberto Fernández.

Al referirse a los testeos que se están realizando en el país, la investigadora argumentó que «lo que hicieron la mayoría de los países es aumentarlos». Y agregó, preocupada: «Acá ya tenemos transmisión comunitaria. Lo preocupante es que estamos detectando muy pocos. La sensación es que tratan de aplanar la curva a fuerza de no tener números y de dar números que no son comparables con otras partes del mundo«.

Según la científica del Conicet, el problema principal es el poco testeo y su centralización: «Todo se centralizó en el Malbrán, a pesar de que había laboratorios privados que podían hacer las pruebas, que incluso tenían los equipos para hacerla y que también estaban comprando los insumos».

Y disparó: «Vino una directiva del ministerio de Salud que le prohibieron a los proveedores venderles a esos laboratorios para que Malbrán tenga el control. Después se iban a habilitar 35 laboratorios más públicos. Parece que acá lo importante es que sean públicos», dijo Pitta.

Sobre cuán efectiva son las medidas que tomó el Gobierno de extender la cuarentena obligatoria, Pitta reconoció el acierto inicial pero cuestionó los pasos siguientes: «Sin datos no se pueden tomar decisiones y en este momento no los tenemos y perdimos un tiempo valioso. La medida de la cuarentena estuvo correcta pero al mismo tiempo había que apurar el tema de descentralizar los testeos. En muchas partes del mundo están aunando los esfuerzos privados y públicos, no hay una división entre uno y otros».

Por último, Sandra Pitta se lamentó por la falta actual de recursos y cuestionó la lentitud del gobierno. «Se hace muy difícil comprar porque no hay producción de insumos. Si nos hubiésemos adelantado teníamos tiempo suficiente para tomar muchas decisiones de compra. Pero se tomaron tarde», finalizó Pitta.

Comentarios