Política

Subastarán 19 propiedades del ex secretario de Néstor Kirchner

0

La Agencia de Administración de Bienes del Estado (ABBE) recibió este viernes un listado de 19 inmuebles que, según determinó el juez Claudio Bonadio, fueron adquiridos por Daniel Muñoz como resultado de operaciones de blanqueo.

La Unidad de Información (UIF) estimó que sólo en materia de lavado de dinero se cautelaron a la fecha bienes por 500.000 millones de pesos, es decir unos 11.000 millones de dólares. De esta suma, se espera el decomiso de una extensa lista de bienes de Cristina Kirchner, Julio De Vido, Lázaro Báez, Ricardo Jaime, Cristóbal López, Ricardo Echegaray, entre otros.

Ahora, Bonadio decomisó propiedades adquiridas por el ex secretario privado de Néstor Kirchner. La resolución se refiere a «decomisar de forma definitiva» un listado en principio, de 19 propiedades de 30 que fueron detectadas como resultados de maniobras de blanqueo.

La Justicia determinó que Muñoz y sus testaferros buscaron “ocultar el origen ilícito del dinero” y para ello “habrían comprado un total de 16 inmuebles a nombre de dichas empresas”. Catorce de las propiedades se encuentran en Miami y las dos restantes en Nueva York. Según la justicia, en total se movilizaron 70 millones de dólares.

El magistrado acusó a 13 personas en esta primera etapa de la causa, entre las que se incluye a Carolina Pochetti (viuda de Muñoz), Juan Manuel Campillo (ex ministro de Economía de Santa Cruz), Víctor Manzanares (ex contador de Cristina Kirchner), entre los más conocidos.

Para Bonadio este delito es parte de la asociación ilícita cuya jefa fue Cristina Kirchner. Allí enmarcó estas operaciones de lavado ​en el «sistema de recaudación de fondos para recibir dinero ilícito con el fin de enriquecerse ilegalmente y de utilizar parte de esos fondos en la comisión de otros delitos, todo ello aprovechando suposición como funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional».

El juez sostuvo que parte del dinero proveniente de los ilícitos perpetrados por la asociación ilícita y que, según la causa de los cuadernos de las coimas fueron recibidos por Muñoz, se puso en circulación en el mercado, con el fin de aparentar un origen lícito.

Por tal motivo, se avanzó con el decomiso de bienes ubicados en Capital Federal, provincia de Buenos Aires y en la Patagonia, entre Neuquén y Santa Cruz.