Tras liberar a Cristóbal López, Farah y Ballestero planean dejar sus cargos

Los jueces que determinaron la excarcelación del empresario kirchnerista se dirimen entre renunciar y trasladarse a otro tribunal. El Gobierno aceptaría ambas propuestas

WhatsApp

Tras liberar a Cristóbal López  y haber sido denunciado por el Consejo de la Magistratura por corrupción, el juez Jorge Ballestero busca una salida rápida y limpia de la Cámara Federal porteña con una jubilación. Eduardo Farah, el otro firmante de la liberación del empresario K, negocia con el oficialismo un traslado.

«No descarto la posibilidad de irme. Mi médico me dijo que no puedo vivir en conflicto permanente», explicó Ballestero a La Nación. «Tengo edad para jubilarme y ocho stents en un año, pero no me gustaría irme así», afirmó.

Por su parte, Farah se encuentra dialogando con el Gobierno para salir de Comodoro Py rumbo a un tribunal con menos exposición, algo que el Gobierno aceptaría sin problemas, según afirmó el ministro de Justicia, Germán Garavano.

El fallo de los camaristas Eduardo Farah y Jorge Ballestero provocó un profundo malestar social que repercutió inmediatamente en el Gobierno. La liberación de Cristobal López no cayó para nada bien, teniendo en cuenta que el empresario kirchnerista le debe a la AFIP 11 millones de pesos en concepto de impuestos impagos.

De concretarse la salida de ambos, a este tribunal le quedaría un solo miembro de la era «pre-Macri»: Martín Irurzun, su presidente y el autor de la doctrina en la que se apoyaron muchas de las prisiones preventivas dispuestas contra los funcionarios kirchneristas.

Comentarios