Trasladaron los restos de José Manuel de la Sota a un panteón familiar

Los restos del ex gobernador ya descansan en el cementerio San Jerónimo, donde cientos de vecinos se acercaron para arrojarle flores al cortejo fúnebre y dar su último adiós

WhatsApp

Familiares, amigos, ciudadanos y dirigentes políticos de todos los espacios se acercaron este lunes por la mañana al Centro Cívico de la ciudad de Córdoba para participar del sepelio del ex gobernador de la provincia, José Manuel de la Sota, quien perdió la vida a los 68 años en la noche del sábado a raíz de un accidente de tránsito.

Sus restos fueron velados a cajón cerrado en una emotiva ceremonia que se prolongó hasta las 21 de ayer y se reanudó hoy, desde las 9:30 hasta las 13, cuando el cuerpo del dirigente peronista fue retirado de la capilla ardiente, entre aplausos y estrofas de la marcha peronista, para ser sepultado en un panteón familiar en el cementerio San Jerónimo, ubicado en el barrio Alto Alberdi.

La familia del ex gobernador recibió, entre otros dirigentes políticos, al referente del Frente Renovador, Sergio Massa, Malena Galmarini, Graciela Camaño, Diego Bossio y Marco Lavagna, y al diputado de Cambiemos, Mario Negri, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y el secretario de Turismo, Gustavo Santos, que se acercaron a despedir al ex mandatario provincial.

En representación del presidente Mauricio Macri, que envió una corona de flores, arribó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el presidente de la Cámara de diputados, Emilio Monzó, para sumarse a la inhumación de los restos del dirigente.

«Me siento muy orgulloso como argentino, por el afecto que le brindan. La unión nacional y el diálogo, es el legado de José Manuel», manifestó Monzó en la ceremonia religiosa presidida por Monseñor Carlos Ñáñez, donde también hablaron el intendente Ramón Mestre, el gobernador Juan Schiaretti y el ex gobernador de Entre Ríos, Ricardo Busti.

El velatorio de De la Sota fue encabezado por el actual mandatario de la provincia, Juan Schiaretti y su esposa, Alejandra Vigo. El gobernador cordobés, que estaba visiblemente conmocionado por la muerte de su «amigo y compañero de toda la vida», colocó la banda y bastón de gobernador sobre el ataúd y anunció cinco días de duelo por la muerte de su antecesor, quien ejerció el cargo tres veces: dos mandatos entre 1999 y 2007 y un último del 2011 al 2015.

«Quise poner en su féretro la banda de gobernador de la provincia de Córdoba, que él me colocara a mí cuando asumí en diciembre, para que lo acompañe en su viaje final hacia el cielo, donde seguramente estará acompañando y velando por los cordobeses y los argentinos», dijo Schiaretti entre lágrimas ceremonia.

 

Comentarios