Un juicio por US$ 35 millones en Estados Unidos complica a Cristóbal López

La causa se encuentra en pleno desarrollo, a la espera de que la parte demandada presente la documentación que incluye los balances de las empresas que conforman el holding, las declaraciones de impuestos y los estados de las cuentas bancarias de las compañías

WhatsApp

La Justicia de los Estados Unidos avanza con una demanda por US$ 35 millones contra el histórico socio del empresario k Cristóbal López, Juan Castellanos Bonillo, zar del negocio de los casinos en la Argentina.

La demanda fue iniciada en el estado de Florida por el ex yerno de Castellanos Bonillo, Diego Agnelli, mano derecha del empresario durante dos décadas, quien lo denuncia por fraude e incumplimiento de contratos. El caso tendría  una resolución entre noviembre y diciembre.

Agnelli, mientras estuvo casado con la hija de Castellanos Bonillo, Analía, gestionó los desarrollos hoteleros que el holding llevó adelante en Argentina y Miami. Según plantea en la demanda, a partir de su participación, creció exponencialmente el negocio, lo que convirtió a Castellanos Bonillo no sólo en copropietario, con López, de una de las empresas de casinos más importantes de América Latina, sino que también lo convirtió en el dueño de un negocio hotelero millonario.

Tras el divorcio de Agnelli y la hija de de Castellanos Bonillo en 2019, el empresario decidió apartar a su ex yerno de las empresas familiares, lo que motivó la denuncia por fraude e incumplimiento de contratos, que podrían trepar hasta los US$ 35 millones.

Castellanos Bonillo es el socio histórico en todos los negocios vinculados al juego de López, entre ellos, en Casino Club e Inverclub, donde el empresario tiene participación y está asociado a López, Ricardo Benedicto y Héctor Cruz, otros dos aliados de quien estuviera preso durante un año y medio y está siendo juzgado por la evasión de $ 8.000 millones a través de Oil Combustibles.

En el negocio hotelero, que gestionó Agnelli durante años, Castellanos Bonillo desarrolló dos compañías más: Lennox Miami Corp y Sociedad Hotelera del Sur, con hoteles en ciudades como Miami, Buenos Aires, Ushuaia y Tierra del Fuego. Agnelli conoce en detalle los movimientos de las compañías de su ex suegro, por lo cual reclamó ante la Justicia que presente de manera minuciosa cómo se movieron los fondos y de qué manera se utilizaron fideicomisos y sociedades.

Primero fue a la Justicia en agosto del año pasado, con una demanda por US$ 6 millones realizada a Lennox Miami Corp, que él mismo había dirigido hasta poco tiempo antes. Poco después, Castellanos contraatacó reclamando US$ 2 millones por presunta malversación de fondos durante su gestión en la compañía.

Pero luego el tema creció en los tribunales y Agnelli apuntó contra todo el holding de negocios de Castellanos Bonillo e involucró sus relaciones empresarias con Cristóbal López, por lo que su reclamó trepó hasta US$ 35 millones. Pueden ser más, dependiendo de lo que se presente ante la Justicia una vez que quede claro cuál es el total del patrimonio de Castellanos Bonillo.

Comentarios