Vidal dictó la conciliación obligatoria con los gremios para que comiencen las clases

Los gremios docentes nucleados en la FUDB habían anunciado ayer un paro de 72 horas para que el Gobierno les de el 30% de aumento que exigen

WhatsApp

Luego de que los gremios docentes anunciaran un paro de 72 horas por el cual no comenzarían las clases tras el receso escolar, la gobernadora María Eugenia Vidal dictó la conciliación obligatoria para impedir la medida de fuerza.

Vidal le había pedido al ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, que autorice la herramienta con la cuenta del Gobierno, y el titular de la cartera laboral firmó y notificó el pedido a cada uno de los gremios docentes.

Los gremios docentes nucleados en la FUDB habían anunciado el miércoles un paro de 72 horas, luego de haber puesto como plazo ese día para que el Gobierno les realice otra oferta salarial, después de la reunión del lunes, donde se les ofreció un 15% de aumento, más 1,7% para material didáctico.

La FUDB exige un 30% de aumento, similar a lo que el propio Gobierno había adelantado que será la inflación de este año.

A través de la herramienta con la que cuenta el Ministerio de Trabajo de la provincia, los más de 4,5 millones de alumnos de la provincia regresarán a las aulas luego de las vacaciones de invierno.

Comentarios