Ya son 13 los detenidos: se entregó Wagner, empresario y hombre de confianza de De Vido

El extitular de la Cámara de la Construcción integra la lista de los detenidos en la causa que investiga un circuito de coimas que involucra al extinto Ministerio de Planificación y referentes del empresariado de la construcción y del sector energético

WhatsApp

Carlos Wagner, dueño de Esuco y ex presidente de la Cámara de la construcción, se entregó ante la Justicia y declarará este jueves ante el magistrado y el fiscal Carlos Stornelli.

Hasta el miércoles a la noche, eran seis las personas que tenían orden de detención por figurar en los ocho cuadernos entregados a la justicia por Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, donde consignó todos los movimientos del ex funcionario y cómo se movía el dinero sospechado de ser producto de coimas.

Junto a Wagner, se encuentran detenidos otros seis empresarios: Gerardo Ferreyra (Electroingeniería), Javier Sánchez Caballero (IECSA), Jorge Neira (Electroingeniería), Armando Roberto Loson (Grupo Albanesi), Carlos Mundin (BTU) y Claudio Glazman. También tienen pedido de captura Juan Carlos Goycochea (ex Isolux) y Francisco Valenti (Pescarmona).

Hace 24 horas la policía ingresó al domicilio del dueño de Esuco en Puerto Madero y derribó una puerta blindada con la ayuda de los bomberos, pero no lograron dar con él hasta que sus abogados informaron al juzgado que se entregaría este jueves, tal como ocurrió.

Al empresario, ex autoridad de Isolux Argentina, firma ganadora de la construcción de la Usina Termoeléctrica de Río Turbio, se lo investiga como parte de un entramado de sobornos que, según el fiscal Carlos Stornelli, constituye una gran «asociación ilícita» con Cristina Kirchner a la cabeza, junto a Julio De Vido y Roberto Baratta en rol de organizadores.

Es el segundo expediente en el que Carlos Wagner queda bajo la lupa. Ya fue procesado por el juez Sebastián Casanello en una causa por obras otorgadas a Odebrecht, con quien estuvieron en UTE. Se le atribuye el delito de administración fraudulenta con un embargo de 700 millones de pesos.

Comentarios