Confirmaron los procesamientos de De Vido y López en el caso Skanska por recibir coimas

Casanello había señalado que el procedimiento de contratación (de licitación pública a concurso privado) fue un “punto significativo” a partir del cual se dio lugar “a los sobreprecios de las obras”

WhatsApp

La Sala I de la Cámara Federal confirmó el procesamiento del ex ministro de Planificación durante el kirchnerismo, Julio De Vido, por los delitos de administración fraudulenta y cobro de sobornos (cohecho) en la ampliación de gasoductos que realizó la empresa sueca Skanska.

Los camaristas Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia y Mariano Llorens confirmaron los procesamientos que había dictado hace un año el juez Sebastián Casanello contra De Vido, el ex secretario de Obras Públicas, José López, y el ex gerente de Fideicomisos del Banco Nación, Néstor Ulloa, ex directivos de la compañía constructora sueca y representantes de las empresas que permitieron la facturación falsa utilizada para pagar los retornos.

Se estima que la diferencia entre los precios presupuestados para las obras y lo pagado por todas las obras del Proyecto ascendió a 185 millones de pesos. Los sobornos detectados, en tanto, se calcularon en 14 millones de pesos, instrumentados a través de cheques librados entre noviembre de 2004 y abril de 2006. El origen de esos cheques eran facturas apócrifas que recibían de empresas que imputaban falsamente costos a las obras del Proyecto de Ampliación de Gas 2005.

El caso Skanska estuvo virtualmente parado durante años debido a diversas maniobras judiciales llevadas adelante por el kirchnerismo en los Tribunales. Fue el fiscal Carlos Stornelli quien pidió la reapertura de la causa judicial que fue conocida como el primer caso de corrupción del gobierno de Néstor Kirchner.

Durante el kirchnerismo se había anulado como prueba una grabación entre un auditor interno de Skanska y uno de los ejecutivos involucrados en la maniobra. En esa grabación se hablaba de valijas que les llevaban “al pingüino de acá cerca”. Skanska tenía sus oficinas a pocas cuadras de la Casa Rosada.

También quedó confirmado el procesamiento de los dueños de las empresas que emitieron facturas truchas para que a través de los pagos no realizados se pudiera canalizar el dinero para las coimas.

Comentarios