El Gobierno porteño busca prohibir a los trapitos y limpiavidrios

Las modificaciones que pretenden implementar buscan la sanción para quienes ofrezcan cuidar el coche. Si los policías encuentran a alguien en este acto, podrá labrar actas

WhatsApp

El Gobierno porteño intentará a partir del jueves en la Legislatura de Buenos Aires pasar una iniciativa que prohíbe a los trapitos y los limpiavidrios en la Ciudad, cambiando el Código Contravencional.

El Código Contravencional fija hasta ahora sanciones a los que reclamen dinero sin autorización, por lo que hay que probar que el cuidacoches exigió un monto específico y no una propina cualquiera. Las causas son difíciles de probar ya que hay que presentar videos y testigos que demuestren eso.

Hasta el momento, las sanciones consisten de multas de entre $200 y $400. Con los cambios, mantendrían esto y les sumarían arrestos de entre uno y cinco días, y el doble si la exigencia de dinero se da a 30 cuadras a la redonda de un espectáculo masivo.

Los cambios se dan en un compendio de propuestas que buscan aumentar además la autonomía de las mujeres en la Ciudad, para que puedan usar el espacio público en las mismas condiciones de seguridad que los hombres. Por eso prevé sanciones dobles a quienes ofrezcan sus servicios a una mujer.

A partir de los cambios los únicos habilitados para limpiar vidrios son los empleados de lavaderos o estaciones de servicio. El resto será nomenclado como “limpiavidrios sin autorización legal”.

Comentarios