Acusan a un referente de La Cámpora quedarse con fondos destinados a ayudar a mapuches

El principal dirigente de la organización en Río Negro está acusado de «quedarse» con 200 mil pesos destinados a socorrer a la comunidad Tacul Cheuque afectada por la caída de cenizas del volcán Puyehue en 2011

WhatsApp

El principal referente de La Cámpora en Río Negro, Diego Adrián Pereyra, fue imputado en Bariloche por un fraude contra la administración pública ocurrido durante el gobierno de Cristina Fernández.

«Kotaro», como es conocido en la agrupación, fue acusado de quedarse con 200 mil pesos durante su gestión como delegado del Consejo de Desarrollo de Comunidades Indígenas (CODECI) en 2012, destinados a socorrer a la comunidad Tacul Cheuque afectada por la caída de cenizas del volcán Puyehue en 2011.

Según informó Clarín, los crianceros requerían del aporte para comprar alimentos y agua para sus animales, pero la plata jamás les llegó, y Pereyra jamás explicó en qué se la gastó. Los Tacul Cheuque llegaron al punto de manifestarse por las calles de Bariloche, reclamando que habían sido olvidados por el Estado nacional.

El ex delegado tiene además otra denuncia pendiente de 2013, por “vaciamiento” del canal mapuche Wall Kintun, con sede en Bariloche. Aunque el canal recibió aportes presupuestarios del Gobierno, no fueron adquiridos los equipos necesarios para salir correctamente al aire. Los mapuches aseguran que Pereyra tenía relación directa con la provisión del canal.

El ex delegado hoy trabaja como asesor del diputado nacional Martín Doñate (FpV), pero el año pasado fue uno de los voceros de la comunidad Lafken Winkul Mapu que ocupó el predio de Mascardi donde murió el joven Rafael Nahuel durante un operativo del grupo Albatros de Prefectura Naval.

Esta semana, el fiscal Guillermo Lista formuló lo cargos contra «Kotaro» por fraude a la administración pública durante el gobierno kirchnerista. Como delegado del CODECI recibió $197.800 entre marzo y agosto de 2012, girados por Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI). Con este dinero, se pretendía palear la crisis que atravesaba la comunidad Tacul Cheuque.

El juez de Garantías, Juan Martín Arroyo, dispuso de cuatro meses para desarrollar la investigación. En 2013 la directora del canal mapuche, Deolinda Buenuleo, denunció a Pereyra como el responsable directo del «vaciamiento» de la emisora Wall Kintun. El canal se había fundado en 2012 en el marco de la nueva Ley de Medios, pero al parecer los indígenas sólo pusieron la «firma», y nunca participaron en la conformación del canal. A pesar de las partidas presupuestarias enviadas desde Buenos Aires, la directora explicó que el canal no albergaba una estructura técnica imprescindible ni equipos.

Pereyra se autodenomina públicamente como «mapuche»aunque no tiene relación familiar o sanguínea con los aborígenes. Para los indígenas, «Kotaro» es un «winka», debido a su origen y color de piel. En la Patagonia se lo conoce como el más importante precursor de un movimiento destinado a «convertir» al kirchnerismo a toda la comunidad mapuche de Río Negro, Neuquén y Chubut. Para eso ha contado con la ayuda de referentes K como Martín Sabbatella, la diputada María Emilia Soria (FpV), el representante de la Confederación Mapuche de Neuquén, Jorge Nahuel y la del lonko Facundo Jones Huala, hoy detenido en Esquel, según cuentan los propios mapuches e integrantes de organizaciones sociales de la Patagonia.

Comentarios