Analizan extender los $10.000 del Ingreso Familiar de Emergencia a más categorías de monotributistas

Hasta ahora, el beneficio abarca sólo a las categorías A y B, las dos más bajas, además de a trabajadores informales, trabajadores del régimen doméstico y otros beneficiarios

WhatsApp

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, dijo este miércoles que el Gobierno “trabaja en la implementación de medidas adicionales para sectores de profesionales, autónomos o monotributistas de categorías C y D para que sean incluidos en el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)”, el aporte de $10.000 que este mes sólo cobrarán las dos primeras categorías del monotributo, la A y B.

El funcionario informó además que el Estado pagará parte de los salarios de abril de los trabajadores de las empresas privadas, mediante el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), y anticipó que se estudian medidas adicionales para proteger la estructura productiva en el marco de la emergencia por el COVID-19.

No es lo mismo pensar un programa de asistencia del Estado para una cuarentena de 15 días que para un escenario como el que afrontamos ahora con todo el mes de abril con muy baja actividad. Por eso, primero dispusimos las condiciones para que los bancos prestaran a las PYMES para el pago de los salarios de marzo y luego establecimos que el Estado haga un aporte directo para que las empresas paguen los sueldos de abril”, destacó.

El aporte del Estado al pago de salarios del mes de abril se concretará vía la Asignación Compensatoria del Salario o a través de los REPRO, dependiendo del tamaño de las empresas: “Estamos generando los mecanismos adecuados para que a principios de mayo haya recursos concretos en las cuentas de los trabajadores de la Argentina y sostengamos de esa manera el trabajo y la producción del país”, aseveró el ministro.

El programa ATP fue creado mediante el decreto 332/2020 y establece que para las empresas con hasta 25 trabajadores el Estado abonará el 100% del salario neto, con un valor máximo de un Salario Mínimo Vital y Móvil vigente. Para las empresas de entre de 26 y 60 trabajadores se pagará el 100% del salario neto, con un valor máximo de hasta un 75% del SMVM y para aquellos que tengan de 61 a 100 trabajadores el aporte del Estado será del 100% del salario neto, con un valor máximo de hasta un 50% del SMVM.

Para las empresas de mayor tamaño, con más de 100 empleados, se destinará el REPRO Asistencia por la Emergencia Sanitaria para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado. En este caso, el Estado hará un aporte de las empresas de hasta $10.000 por trabajador.

Comentarios