Autorizan la subasta inmediata de bienes de Daniel Muñoz decomisados por lavado

En una subasta pública e inmediata por medio de la plataforma COMPR.AR, la ABBE rematará 30 inmuebles que Bonadio ordenó decomisar y fueron adquiridos por Daniel Muñoz para blanquear dinero

WhatsApp

El Gobierno publicó este viernes un decreto que autoriza a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (ABBE) a subastar de forma inmediata los bienes decomisados en causas de corrupción. Los primeros serán los inmuebles que el juez Claudio Bonadio cauteló en la causa donde se investigó al entorno de Daniel Muñoz, ex secretario de Néstor Kirchner.

Este jueves el magistrado procesó a todo el entorno del ex secretario privado de Kirchner por haber lavado dinero comprando y vendiendo bienes en el exterior.

El fallecido ex secretario privado de Néstor Kirchner era responsable del traslado de bolsos con dinero de origen ilícito, que provenía «de las coimas cobradas a empresarios» contratistas del Estado. Una porción de esos fondos, «se volcó a maniobras de blanqueo», utilizando quince sociedades que se pusieron en funcionamiento para comprar 17 inmuebles en el exterior. Parte de los mismos fueron decomisados y ahora con el decreto presidencial, serán rematados.

Hace una semana, el funcionario público le pidió al juez Claudio Bonadio las llaves de los inmuebles que fueron decomisados para avanzar en su remate antes de octubre. Estas propiedades quedaron bajo cautela en la parte de la causa de los cuadernos de las coimas que se centra en operaciones de lavado de dinero encabezadas por Daniel Muñoz (ex secretario privado de Néstor Kirchner) y su entorno.

Entre las 30 propiedades que rematará el Estado se encuentran algunas pertenecientes al financista Ernesto Clarens, al ex contador de Cristina Kirchner, Víctor Manzanares e inmuebles de Carolina Pochetti, viuda de Muñoz.

Un cálculo inicial en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas, cuyas investigaciones ya llevan un año, indica que se tomaron «bajo cautela» bienes por unos 20.000 millones de pesos. En ese expediente, Bonadio firmó una serie de decomisos de bienes por unos 20 millones de dólares. La orden se libró sobre 38 propiedades, de las cuales tienen decomiso firme 30 y son las que alcanza el decreto de Mauricio Macri.

Entre los primeros bienes que se rematarán figuran propiedades en la Capital Federal, Buenos Aires y Santa Cruz, además de una embarcación -“Sea Ray Cummins”- propiedad de Clarens, al igual que una propiedad en Miami que el financista de Néstor Kirchner puso a disposición del juzgado. El listado incluye bienes de la empresa Madaco SA, utilizada para la compra venta de inmuebles y vinculada a Muñoz y el arrepentido Manzanares.

Comentarios