Bochazo: Parrilli quiso renovar su carnet de conducir y no se lo dieron

El exfuncionario kirchnerista se dirigió a hacer el trámite pero no pudo continuarlo porque la licencia era de Centenario y su domicilio figura en Neuquén

WhatsApp

Oscar Parrilli no pega una: además de aparecer en todos los medios de comunicación por haber sido imputado en la causa de “los cuadernos de la corrupción” por el pago de sobornospor la obra pública durante el gobierno kirchnerista, llamó ahora la atención por algo más doméstico: no pudo renovar su licencia de conducir porque la misma era de Centenario.

El caso se conoció a través de un audio que se viralizó en Río Negro y Neuquén, donde una mujer cuenta lo que vio mientras esperaba para hacer un trámite el viernes 17 de agosto: el ex secretario general de la Presidencia, hombre de máxima confianza de Cristina Kirchner, fue a renovar su registro de conducir en su provincia pero no se lo permitieron.

¿Por qué? El ex funcionario K tenía un domicilio en su carnet de conductor y otro distinto en su documento. La empleada de la delegación municipal de Alta Barda, en Neuquén, le explicó que deben coincidir. Pero además de no ser el mismo domicilio, ni siquiera corresponden a direcciones de la misma ciudad, ya que la licencia de conducir había sido tramitada en una localidad vecina, Centenario.

La cuestión es que, según informaron desde la municipalidad a Círculo Rojo, Parrilli no puede manejar hasta que cumpla con todos los trámites como si sacara por primera vez la licencia: ver un video instructivo, dar un examen, chequeo médico, etc, lo que le toma por lo menos un par de días si es que se queda en Neuquén para resolverlo.

El audio con voz de mujer terminaba contando que la gente que esperaba para hacer el trámite se rió frente a la situación pero que nadie insultó ni a Parrilli ni a la empleada y que el ex jefe de la Secretaría de Inteligencia se retiró sin discutir y aceptó la indicación de dirigirse a otra oficina para regularizar su situación.

Comentarios