Doble testeo y cuarentena: cuáles son las nuevas restricciones para los argentinos que regresen del exterior

Además, se suspenden los viajes de egresados al exterior, y los costos tanto de los tests como del aislamiento en otro lugar que no sea el hogar estarán a cargo del viajante

WhatsApp

El Gobierno nacional oficializó este viernes las nuevas restricciones que regirán a los argentinos que regresen del exterior, en medio de la inminente segunda ola de coronavirus y la aparición de nuevas cepas.

A través de la Decisión Administrativa 268/2021, el Ejecutivo suspendió todos los vuelos procedentes de Brasil, Chile y México que lleguen a la Argentina a partir del lunes próximo.

No estarán alcanzadas en esa restricción «los vuelos necesarios para el regreso de las personas nacionales y extranjeras residentes» que se encuentren en esos países siempre que hubieran salido del país previo a la entrada en vigencia de la norma y tengan fecha de arribo al país hasta el miércoles próximo.

La decisión administrativa, que lleva la firma del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, también hace una referencia a aquellos argentinos que queden varados en esos países.

«Se coordinarán las acciones para determinar los parámetros a aplicar a las operaciones de servicios de transporte internacional de pasajeros y pasajeras según las capacidades operativas de los pasos internacionales habilitados», afirma.

En tanto, quienes ingresen al país deberán cumplir una serie de medidas adicionales más allá de los protocolos vigentes: estarán obligados a someterse a dos “pruebas para SARS-CoV-2″, una “al arribo al país y otra al séptimo día del ingreso”, y deberán hacer cargo del costo de ambas.

Aquellos que den negativo, deberán cumplir un aislamiento preventivo de 7 días, pero lo podrán realizar en sus respectivos domicilios «denunciados a tal fin en su declaración jurada de ingreso al país”.

Pero a quienes den resultado positivo, se les exigirá la realización “a continuación” de un PCR “para su secuenciación genómica, según indicación del Laboratorio Nacional de Referencia”.

Además, serán trasladados junto a sus contactos estrechos para «cumplir el aislamiento en los lugares dispuestos por las autoridades nacionales correspondientes y destinados a tal fin, hasta tanto se efectúe el traslado seguro hasta su localidad de residencia, si correspondiera».

Tal como lo había adelantado el jueves el canciller Felipe Solá, el costo de la estadía en esos centros para el aislamiento correrán por cuenta del pasajero.

La norma también establece que «en caso de que el pasajero de negativo en la primera prueba de detección del coronavirus, pero resulte ser positivo cuando se le realiza la segunda, a los 7 días de haber llegado, será responsable de pagar el testeo de secuenciación genómica, mientras que el Gobierno hará un “inmediato rastreo de los contactos estrechos de ese viajero o esa viajera”.

Quienes no cumplan con estas medidas enfrentarán una denuncia penal de acuerdo con los arts. 205 y 239 del Código Penal (por violación a medidas contra epidemias y desobediencia a autoridad pública).

Otro de los puntos que establece la decisión administrativa tiene que ver con los viajes de egresados al exterior, que en las últimas semanas quedaron en el centro de la polémica por la cantidad de casos positivos que se dieron en los contingentes y por la detección de pruebas pcr truchas.

A partir de este sábado, las empresas que presten este servicio deberán primero comunicarse con el Ministerio de Turismo para informarle sobre el protocolo sanitario que se implementará, y que tendrá que contemplar los controles que requiera la autoridad sanitaria nacional.

De esta forma, para poder llevar adelante estas excursiones será necesario incluir los test PCR y las certificaciones del centro de testeo del lugar de destino en el exterior, emitidos por la autoridad sanitaria de ese país.

De todas formas, quedan “suspendidos los servicios ofrecidos hasta tanto se realicen las autorizaciones y validaciones respectivas, se apruebe el correspondiente protocolo sanitario y los destinos estén autorizados para la operación de transporte internacional de pasajeros y pasajeras».

Comentarios