El Gobierno le dedicó menos de 10 minutos a los representantes de las Aerolíneas y no hubo acuerdo

En la jornada del pasado lunes, IATA acusó a la administración de Alberto Fernández de «dejar tiradas» por el mundo a 1.400 personas por día, al tiempo que advirtió que, además, las empresas del sector podrían «suspender» en forma temporal o definitiva su actividad en la Argentina

WhatsApp

El ministro de Transporte, Alexis Guerrera, se reunió este martes con la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) a una nueva reunión para analizar el cupo de 600 pasajeros que creó una situación urgente para miles de argentinos que estaban de vacaciones en el exterior. Sin embargo, el encuentro apenas duró menos de 10 minutos y no hubo acuerdo.

De cara al próximo 9 de julio, cuando vence el DNU actual, el encuentro se realizó por videoconferencia y, por parte del gobierno nacional participaron la titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Paola Tamburelli; y el secretario de Planificación, Gastón Jaques.

Según fuentes del gobierno, la idea es ampliar el cupo para las próximas semanas, pero es casi seguro que se extiendan las restricciones que redujeron la cantidad de argentinos que pueden ingresar al país desde el exterior de 2000 a 600 pasajeros por día, para frenar la entrada al país de la variante Delta.

“Por supuesto que IATA representa los intereses de las líneas aéreas, por lo cual plantearon tratar de reducir las restricciones de los vuelos en Argentina. Explicamos que esto tiene que ver con el cuidado de la vida y la salud de los argentinos y argentinas, haciendo así un análisis de la evaluación epidemiológica, que por supuesto deriva en la imposición de las medidas que sean necesarias para garantizarlas”, dijo la presidenta de ANAC.

Comentarios