El intendente de San Miguel, Jaime Mendez, declaró a la educación servicio esencial en su municipio

«Creemos que la salud y la educación de cientos de niños que concurren a nuestros centros infantiles no pueden esperar», sostuvo Jaime Méndez

WhatsApp

Después de que el Gobierno de Alberto Fernández decidiera unilateralmente cerrar los colegios del AMBa durante 15 días, los intendentes de las distintas localidades buscan herramientas para que los chicos no pierdan la presencialidad de las clases.

Así, siguiendo el ejemplo de la Ciudad de Buenos Aires, el intendente de San Miguel Jaime Méndez declaró como “esenciales e imprescindibles los servicios educativos destinados a niños, niñas y adolescentes que dependen de la administración municipal”, para de esta forma llevar adelante su decisión anunciada ayer de que no cerrará los Centros de Desarrollo Infanto Familiar (CDIF) municipales.

San Miguel cuenta con ocho CDIF, ubicados en distintos barrios, que “seguirán funcionando de manera presencial y con estrictos protocolos” había anticipado el jefe comunal en un desafío al decreto del presidente Alberto Fernández.

“Creemos que la salud y la educación de cientos de niños que concurren a nuestros centros infantiles no pueden esperar. Y si bien lo que respecta a escuelas y jardines de infantes es competencia provincial, entendemos que deben sostenerse las clases presenciales en todos los niveles”, expresó Jaime Méndez.

“Sobre todo teniendo en cuenta que venimos de un año entero sin clases, con los perjuicios que eso conlleva. Y valorando, además, el enorme esfuerzo que hizo y sigue haciendo la comunidad educativa en salir adelante, tomando todos los cuidados y protocolos”, manifestó el jefe comunal.

En ese marco, el decreto cita un estudio de la Revista Cubana de Pediatría, titulado “Salud mental en la infancia y adolescencia durante la pandemia Covid-19”, donde se señala que la interrupción de las clases presenciales afecta el desarrollo físico, psíquico y social del aprendizaje, del comportamiento y por ende de la salud mental de los chicos, indicó la comuna.

Comentarios