El último prófugo: se entregó el empresario Néstor Otero, el «dueño» de la terminal de Retiro

Fuerzas de seguridad realizan diversos operativos con el objetivo de cumplir con la detención ordenada por la Justicia en una jornada donde podrían surgir más movimientos en el expediente que tiene en vilo a la política y a buena parte de la sociedad desde el 1° de agosto

WhatsApp

El juez federal Claudio Bonadio ordenó esta mañana la detención del empresario Néstor Otero, que se entregó esta tarde en la sede policial que se encuentra en Figueroa Alcorta y Cavia, en el barrio porteño de Palermo. Luego, fue trasladado a una dependencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal, en Belgrano al 1600.

Otero se había negado a declarar, presentó un escrito y no reconoció haber entregado bolsos con billetes a Roberto Baratta, número dos del ministerio de Planificación que encabezó Julio De Vido durante 12 años. Su apellido aparece en varias ocasiones en los cuadernos que escribió Centeno: una vez entregando un bolso calculado en USD 250.000 y en otra regalando vinos y champagne a Baratta, por ejemplo.

En su escrito dijo que el día de la entrega de bolsos con dinero estaba de viaje en Paraguay. Además, explicó que para junio de 2015 el área de Transporte del gobierno kirchnerista no estaba a cargo de Planificación, sino que había pasado a la cartera de Interior que manejó Florencio Randazzo.

Otero fue un coimeador oficial de Ricardo Jaime: el ex secretario de Transporte confesó en un juicio haber sido coimeado por Otero. El dueño de la concesión de Retiro incluso le pagaba el alquiler del departamento donde vivía Jaime.

Comentarios