España abre sus fronteras a todos los vacunados, salvo a los argentinos que recibieron la Sputnik V

Sánchez considera que el Certificado Digital UE Covid permitirá evitar las “comprobaciones tan complejas en la llegada”, ya que funciona de una forma “muy sencilla” y es “gratuito y universal”

WhatsApp

España autorizará a partir del 7 de junio la entrada a todos los turistas que hayan completado una vacuna contra el coronavirus. A todos, claro, menos a los argentinos que hayan recibido la Sputnik V.

De acuerdo con la medida anunciada este viernes por el presidente Pedro Sánchez, solo podrán entrar quienes tengan aplicada un suero reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Agencia Europea del Medicamento (EMA): la de Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Janssen, e incluso la china Sinopharm.

Por eso, podrían pasar los argentinos que recibieron la Covishield (la versión de AstraZeneca fabricada por el Serum Institute of India) y la Sinopharm, siempre y cuando hayan recibido las dos dosis.

“Desde el 7 de junio todas las personas vacunadas y sus familias son también bienvenidas a nuestro país, España, con independencia de su lugar de origen”, dijo el viernes el socialista Sánchez durante una visita a la Feria Internacional de Turismo (FITUR) que se celebra en Madrid.

“Personas de todos los países con los que no haya plena libertad de movimiento van a poder entrar en España siempre que cuenten con un certificado de haber recibido la pauta completa de vacunación autorizada por la Unión Europea de Medicamentos o por la Organización Mundial de la Salud”, aclaró.

Desde el lunes 24 de mayo, España permitirá también a los británicos, primer contingente turístico en tiempos normales, venir “sin restricciones y sin requisitos sanitarios”. También podrán viajar turistas provenientes de una lista de países considerados “seguros”: Australia, Nueva Zelanda, Singapur, Israel, Corea del Sur, Tailandia, Ruanda, China, Reino Unido y Japón.

Para España la reactivación del turismo es clave, ya que antes de la pandemia representaba el 14% de su PBI. El país espera atraer en 2021 a unos 45 millones de turistas extranjeros, la mitad que antes de la irrupción del SARS-CoV-2 en el mundo. Parta este verano, el gobierno prevé la llegada de entre el 30% y 40% de los turistas internacionales de 2019, lo que supone una horquilla de entre 8,5 y 10 millones de turistas.

“El turismo será la palanca que impulse definitivamente la salida de la crisis económica”, dijo Sánchez.

Comentarios