Investigan pagos del Estado por más de $66 millones a la remisería en la que trabajaba Centeno

Esta medida es un desprendimiento de la investigación que lleva adelante el juez Claudio Bonadio por los Cuadernos de la Corrupción

WhatsApp

El fiscal federal Eduardo Taiano pidió investigar pagos por 66 millones de pesos que el Estado Nacional hizo a partir de 2007 a la remisería en la que trabajaba el chofer Oscar Centeno, el hombre cuyos cuadernos detonaron la causa de pago de sobornos en obra pública durante el kirchnerismo.

Los pagos corresponden a supuestos servicios de traslado al área del Ministerio de Planificación Federal en donde Roberto Baratta, entonces segundo de De Vido, era trasladado por Centeno.

En la investigación Taiano pidió determinar cuánto facturaba Transcom Service SA, la agencia de remises ubicada en la localidad de San Fernando, los autos que utilizaban, las cuentas en las cuales se depositaban los pagos y el listado de empleados que trabajaban.

Los pagos ahora puestos bajo la lupa fueron a raíz de la declaración que hizo la exesposa de Centeno, Hilda Horovitz: “Sospeché que Centeno se quedaba con dinero porque un simple chofer no puede hacer todo lo que hizo. Pasar de remisero a todo lo que hizo, tener una agencia propia. Me decía que le tiraba migajas Roberto Baratta. Él las guardaba en la caja fuerte, pero yo nunca lo vi –dijo en declaraciones a la prensa al comienzo del caso-. Empezó como chofer y después arrancó a comprar autos, no sé cómo hizo. Después hizo que yo sea dueña de la remisería, que me fui dando cuenta más tarde. Yo no recibía plata”, declaró aquella en el juzgado de Bonadio meses atrás.

Hasta el momento, esta investigación no tiene personas imputadas. “El devenir de la investigación permitirá identificar fehacientemente a los responsables de los hechos denunciados”, asegura la fiscalía.

Comentarios