Lomas de Zamora: tres dolorosas historias que desnudan el abandono en el Municipio

Una joven electrodependiente que quedó abandonada, tres comedores que no reciben ningún tipo de ayuda del Municipio y una mujer víctima de violencia de género sin asistencia del Estado pese a sus reclamos

WhatsApp

Por Julieta Ortiz

La decisión del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, de recostarse sobre La Cámpora comenzó a generarle problemas con un amplio segmento del peronismo local. La ruptura con este sector quedó reflejada a finales del 2020 con la salida de su histórico jefe de Gabinete, Guillermo Viñuales, quien abandonó su cargo denunciando la cercanía entre el jefe comunal con sectores de La Cámpora.

Alejado ya de la gestión y con múltiples apoyos por parte de peronistas disidentes, referentes cercanos a Margarita Stolbizer y un amplio sector de Juntos por el Cambio, Viñuales se transformó en los últimos meses en el nombre que más suena para pelearle en 2023 la conducción del municipio al actual oficialismo. La versión de una oposición unida despierta preocupación en el municipio del sur bonaerense, según confirmó Alerta140 en diálogo con un concejal local del Frente de Todos.

Envalentonado con los apoyos conseguidos en los últimos meses y guiado por la brújula que aprendió a manejar durante sus más de diez años como jefe de Gabinete local, Viñuales se encargó en las últimas horas de exponer la falta de penetración de la gestión de Insuarralde en su propio territorio. Lo hizo a través de tres historias en las que denunció la falta total de respuestas por parte del Estado local.

«No hubo una intención más que la de contar lo que está pasando en el Municipio», comentaron ante la consulta de este medio desde el círculo de Viñuales.

Sin embargo, las imágenes e historias que compartió en sus redes sociales en los últimos días dejan a las claras la falta de penetración de la gestión municipal en algunos rincones alejados de Lomas de Zamora.

El viernes pasado, Viñuales visitó tres comedores ubicados en La Cava de Fiorito. «‘Una Sonrisa por los Chicos’, ‘Lionel Jesús’ y ‘Jesusito’ , son instituciones compuestas mayoritariamente por mujeres, ninguna recibe ayuda del Estado y dan hasta lo que no tienen porque saben lo que es el hambre», escribió Viñuales en su perfil de Facebook.

Un día después, el sábado 19 de junio, el ex funcionario contó la historia de una joven madre de tres hijos a quien había visitado dos meses atrás, y con quien volvió a reunirse en los últimos días, sin que haya surgido una respuesta desde el Municipio a su problema: «Hace dos meses estuve con Milena en su casa en Santa Marta, ella es víctima de violencia de género y tiene tres hijos. Nos contó su desgarradora historia, las trabas burocráticas, la falta de presencia del Estado y, lamentablemente, recibimos algunas críticas de grupos denominados defensores de los derechos de la mujer por ‘exponerla’. Hoy volví a visitarla en su casa y, en todo este tiempo, no se acercó absolutamente ningún representante del Estado del área competente ni de quienes salieron a atacar en las redes. Pero, a través de esa publicación se enteró del caso a quien Mile llama su ‘Hada Madrina’, una empleada estatal que no es funcionaria y que por temor a las represalias no puede dar su nombre, y gracias a su asesoramiento, pudo lograr lo que hace cuatro años intenta entre innumerables escritorios y entrevistas con funcionarios municipales, judiciales y de ANSES: adquirir la tarjeta de la AUH de los chicos que hasta el mes pasado cobraba el violento padre».

Sin mencionarlo, Viñuales disparó directamente contra el Municipio: «El relato está muy bueno para las redes sociales, pero se convierte en un verso cuando no hay empatía, cuando no hay humildad, cuando nadie se acerca a las mujeres que realmente lo necesitan. La política se reivindicará cuando los hechos se condigan con las palabras».

La última de las historias es, quizás, de las más dolorosas: Araceli, de 17 años, es electrodependiente desde su nacimiento y, pese a que su caso movilizó a cientos de personas en Lomas, jamás recibió respuesta por parte de la gestión municipal: «La experiencia de la madre con el Estado fue pésima porque nunca le dieron relevancia, la han tratado como un reclamo más», resaltó Viñuales en sus redes sociales.

Comentarios