Mientras Latam se va del país, Aerolíneas pide un aporte estatal de US$ 900 millones

«El estado le asignó a Aerolíneas $ 28.300 millones, un 50% más de lo que destinó a combatir el hambre ya que el plan Alimentar requirió $ 18.400 millones entre 2008 y 2020», asegura un estudio

WhatsApp

Mientras Latam sale del país, Aerolíneas Argentinas sigue apalancada en los subsidios que le destina el gobierno y podría recibir un aporte estatal de US$ 900 millones este año.

​La aerolínea de bandera controla, junto con Austral, el 60% del mercado de cabotaje. La compañía chilena/brasileña era el segundo jugador del sector con el 16% del market share. Ayer anunció que abandona el mercado argentino jaqueada por el coronavirus y tras haber perdido US$ 260 millones en los últimos dos años.

En 2015, el grupo Aerolíneas tenía el 75% de una torta de 12 millones de pasajeros. Ahora el mercado es más grande, en torno a 17 millones, por lo que si bien Aerolíneas perdió participación, aún así vende más pasajes que hace cinco años.

Pese a su rol dominante, Aerolíneas necesita de los subsidios para funcionar. Antes de la pandemia se preveía que el gobierno tendría que aportarle a la empresa US$ 700 millones para mantenerla en el aire. Aerolíneas cerró el 2019 con un déficit de US$ 570 millones. Ese mismo año Latam Argentina perdió US$ 133 millones. 

Aerolíneas y Austral fueron estatizadas en 2008 por el gobierno de Cristina Kirchner. Un estudio de la consultora IDESA establece que en los últimos 12 años, «el estado le asignó a Aerolíneas $ 28.300 millones, un 50% más de lo que destinó a combatir el hambre ya que el plan Alimentar requirió $ 18.400 millones entre 2008 y 2020». La medición se realizó en pesos a precios actuales.

En 2019 Aerolíneas había facturado US$ 1.700 millones. Por la pandemia este año vio caer sus ingresos casi a cero a partir de abril. En este momento los únicos ingresos provienen del auxilio del Estado.

Hace un mes Pablo Ceriani, actual presidente de Aerolíneas, les informó a los empleados que pese a la crisis «no habrá despidos ni reducción de sueldos». Y detalló que este año la empresa necesitará US$ 900 millones del Tesoro.

Hasta ahora la compañía viene resistiendo sin mayores golpes la paralización de la actividad por el coronavirus. Programó 103 vuelos de repatriación que permitieron el regreso al país de 25.000 argentinos y concretó varios vuelos a China para traer insumos para atender la pandemia.

Hace diez días Aerolíneas pactó con los gremios la suspensión de 4.000 empleados por dos meses, sin recorte de ingresos. En ese período, la empresa les pagará una «suma no remunerativa» en vez del salario, con lo cual no deberá hacer aportes patronales. Sumado al ahorro de viáticos, se estima que  el ahorro neto de este acuerdo será de $ 550 millones.

 

Comentarios