Por la inflación, el piso de Ganancias quedó desactualizado y trabajadores exentos vuelven a pagarlo

 Bancarios, Camioneros y otros tantos gremios y empleados que cobran por encima del convenios

WhatsApp

La inflación y los aumentos salariales acordes a la misma que se lograron en las últimas semanas dejaron desactualizado el piso salarial de $ 150.000 que exime del pago del impuesto a las Ganancias a los trabajadores en relación de dependencia.

Los asalariados que quedaron eximidos del pago del impuesto volverán a pagar Ganancias achicando, en el sueldo de bolsillo, el porcentaje de aumento salarial conseguido.

Ante esta situación, en varios sindicatos piden que el Gobierno revise de manera urgente ese piso porque, de lo contrario, una parte de los aumentos de salarios no irán al trabajador sino a la AFIP.

Con relación al porcentaje de aumento conseguido, partiendo de los $ 150.000, la reducción del sueldo podría llegar hasta un 10%, según solteros y casados con o sin hijos menores.

Esto pasa porque la velocidad de la inflación llevó a que los $ 150.000 brutos, que se fijaron en enero cuando se elaboró el proyecto de ley y la pauta inflacionaria del Presupuesto era del 29%, quedaron atrasados por la suba de los precios: en un caso límite, un aumento salarial del 40% a cobrar antes de fin de año puede transformarse en el bolsillo del trabajador en una suba de apenas el 26,1%. 

Es un dato clave que en los reclamos individuales o en las paritarias deberán considerar tanto empleadores como trabajadores cuando por lo acordado el trabajador supere los $ 150.000 brutos.

Un trabajador que entre enero y junio cobró $ 150.000 brutos, dejó de pagar Ganancias y tras los descuentos de jubilación y salud, su sueldo de bolsillo es de $ 124.500. Desde julio le otorgan un aumento del 40% en cuotas y en diciembre ganará $ 210.000. A ese mes tendría un sueldo mensual acumulado de $ 175.000 brutos.

Con los cambios en la ley, en diciembre le descontarán Ganancias, no sobre los $ 210.000 brutos, sino sobre los $175.000. En este caso para un soltero o soltera sin hijos la retención o descuento de Ganancias es de $ 17.362. En diciembre cobrará $ 156.938: $210.000 menos $ 35.700 (17%, jubilación y salud) menos $ 17.362 de Ganancias.

En definitiva con un aumento del 40% en cuotas, el sueldo de bolsillo subirá de $ 124.500 a $ 156.398 en diciembre: un aumento del 26,1%. Si no pagara Ganancias, debería cobrar $ 174.300 y cobrará $ 156.398: son $ 17.362 menos (o una baja de 10% en su salario de bolsillo).

Además, en octubre cobrará menos que en septiembre, en noviembre menos que en octubre y en diciembre menos que en noviembre.

Todo esto pasa porque la nueva ley fijó un piso salarial de $ 150.000 y mantuvo sin cambio el mínimo no imponible (MNI) de Ganancias que, para un soltero o soltera sin hijos, es de $ 74.810 de sueldo neto.

En consecuencia, cuando el trabajador supera los $ 150.000 o $ 124.500 netos, paga el impuesto sobre la diferencia con el MNI (no con los $ 150.000 brutos) de manera amortiguada hasta $ 173.000 y en forma plena y creciente cuando supera ese límite. Eso produce un salto en el pago del impuesto, disminuyendo el sueldo de bolsillo del trabajador.

Comentarios