Protesta: las empresas de salud suspenderán la atención de casos no urgentes este jueves y viernes

Sindicatos y empresarios coincidieron en la necesidad de aumentar sueldos y cuotas ante “la dramática falta de financiamiento del sistema” y la ausencia de soluciones por parte del Gobierno

WhatsApp

El Sindicato de Sanidad anunció dos paros de cuatro horas por turno para este jueves y viernes que coincidirán con la suspensión de atenciones programadas no urgentes dispuesta esta mañana por las empresas prestadoras de salud y que afectará la normal atención de los pacientes en clínicas, sanatorios y hospitales privados.

La protesta, decidida durante un Zoom de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS), fue impulsada por unas 600 empresas de todo el país ante el “dramático desfinanciamiento que afecta al sistema de salud y frente a la discusión paritaria 2021″.

Tanto empresarios como sindicalistas exigen que se actualicen los valores del sistema de salud. Las cámaras destacaron que el aumento salarial superior al 40% que pide el gremio es justo, mientras el líder sindical Carlos West Ocampo dijo que “la medicina privada tiene que aumentar sus valores, que se mantienen igual desde 2019″.

Durante el Zoom, los representantes de la FAPS insistieron en la “gran preocupación” del sector ante “la falta de financiamiento necesario para poder afrontar los nuevos aumentos salariales en el marco de las paritarias 2021″ y reclamaron “al Gobierno y a todos los financiadores del sistema (obras sociales, PAMI y empresas de medicina prepaga) la urgente actualización de los aranceles prestacionales”. Y por eso convocaron a las instituciones de salud a postergar las asistencias médicas programadas no urgentes de los próximos jueves y viernes.

José Sánchez, presidente de la FAPS, pidió: “Es una obligación repensar el sistema para la actualización automática de los ingresos prestacionales. Si la situación sigue deteriorándose, ya no podremos repensar el sistema de salud, sino que deberemos reconstruirlo”, aseguró Sánchez durante el encuentro.

Por su parte, Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA), encabezada por Carlos West Ocampo y Héctor Daer, dispuso medidas de fuerza en reclamo de un aumento salarial superior al 40%: tras un plenario de delegados, decidió un paro nacional de actividades de cuatro horas por turno para este jueves y viernes. Hasta el 30 de junio, además, se realizarán “asambleas informativas en todos los sectores y turnos de cada establecimiento” para “debatir las medidas dispuestas”.

La paritaria de Sanidad para 2021 está trabada y sin avances. El sindicato subió su reclamo a una recomposición del 43% al 45%, mientras que la FAPS afirmó que “hasta que no haya solución definitiva para actualizar los aranceles, no hay manera de aumentar los salarios porque aumentan los medicamentos, los insumos importados y la mano de obra en medio de un fuerte aumento de los contagios, con terapias intensivas llenas y sistemas de ambulancias al rojo”.

La FAPS está integrada por la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (ADECRA), la Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio (CEDIM), La Cámara de Entidades Prestadoras de Salud (CEPSAL), la Confederación Argentina de clínicas Sanatorios y Hospitales (CONFECLISA), la Cámara de Instituciones de Diagnóstico Médico (CADIME), la Asociación Argentina de Establecimientos Geriátricos (AAEG), la Asociación de Instituciones de Salud Mental de la República Argentina (AISAME), la Federación de Cámaras de Emergencias Médicas y Medicina Domiciliaria (FEM) y la Asociación de Hospitales de Colectividad (AHC).

Comentarios