¿Quién es José Luis Manzano, el nuevo empresario K?

Los vínculos del nuevo dueño de Edenor y socio de Daniel Vila con el kirchnerismo

WhatsApp

José Luis Manzano es un viejo hombre de la política pero un nuevo socio del kirchnerismo. Ahora asociado a Daniel Vila compró a EDENOR, una de las empresas de energía eléctrica más importante del país.

Manzano nació en el seno de una familia humilde de Tupungato, provincia de Mendoza, y se recibió de médico en la ciudad de Mendoza aunque nunca ejerció ya que se especializó en medicina laboral buscando un ingreso económico rápido que le permitiera instalarse en la capital mendocina. Allí comenzó a militar en un sector conservador del peronismo provincial donde fue escalando posiciones.

En el año `83 fue elegido diputado nacional y se mudó a Buenos Aires. Desde ese lugar comenzó a acumular poder: primero como Presidente del Bloque de Diputados del PJ y después como Ministro del Interior de Carlos Menem en los años 91 y 92.

Su trayectoria política alcanzó el pico en esos años noventa de Menem, pero su fama se debió a la infinidad de denuncias de corrupción, asociaciones ilícitas, estafas y otras actividades ilegales. Manzano fue el autor de la frase “Yo robo para la Corona” cuando las denuncias de corrupción que acumulaba no dejaban de aumentar. La expresión se popularizó y se convirtió en un emblema de los 90. Horacio Verbitsky tituló “Robo para la corona” a su libro más conocido, donde describe el crecimiento de la corrupción en los años noventa.

Manzano en solo dos años mostraba un nivel de vida imposible de justificar con su sueldo de funcionario público: adquirió una casa en Barrio Parque, se dejaba ver en un yate por San Fernando y su mujer de aquel entonces accedía a préstamos hipotecarios que eran otorgados por sus influencias. También fue denunciado por presuntas coimas en varias de las privatizaciones que llevaba a cabo el Gobierno en aquel entonces.

Durante su gestión como ministro se produjo el atentado a la Embajada de Israel teniendo él a su cargo a la Policía Federal y a las primeras investigaciones del caso que no lograron dar resultados concretos. Además también debió dar explicaciones por la entrega de pasaportes truchos a terroristas y traficantes de armas sirios como el caso de Monser Al-Kassar que recibió un pasaporte argentino pese a ser buscado por venta de armas y terrorismo en los Estados Unidos. Estas críticas y las sucesivas denuncias de corrupción lo obligaron a retirarse del gobierno.

Grupo Vila-Manzano

Eyectado de la función pública Manzano se instaló en los Estados Unidos donde expandió sus intenciones empresariales. Desde allí, realizó su primera gran operación empresarial y se asoció con la familia Vila para crear el Grupo Vila-Manzano que se convirtió en el segundo multimedio del país en importancia detrás de Clarín. La formación de este grupo no estuvo exento de puntos oscuros. Mientras Manzano decía representar a un empresario cubano-americano en la adquisición, los rumores indicaban que el dinero era del propio Manzano. A comienzos del año 2000 la AFIP denunció e inició una investigación para esclarecer si el Grupo Vila Manzano había evadido 400 millones de dólares. La denuncia y la Justicia también apuntaban a que ese dinero provenía del paso de Manzano por la administración pública.

La expansión del Grupo de medios incluyó una red de televisión por cable en todo el país, los canales América y América 24, canales en varias provincias, radios AM y FM y diarios y revistas. Al estilo de Indalo Media de Cristóbal López y Fabián De Sousa, Manzano y Vila utilizan a sus medios de comunicación como plataforma para expandir sus negocios y apoyar a candidatos o partidos políticos.

 

En una sociedad donde Vila aporta la gestión y Manzano el lobby y los contactos políticos, el grupo se expandió hacia diversos sectores. Desde la industria del petróleo a la cadena de cafés Nucha. Muchos de los negocios nuevos han sido producto de los años de negociación política de Manzano. Sus compañeros de militancia y ex colegas funcionarios hoy ocupan lugares importantes en el gobierno del Frente de Todos.

El Grupo Vila Manzano en 2021

La vuelta del kirchnerismo significó una gran oportunidad para el grupo Vila-Manzano. La llegada al poder de sus viejos compañeros abrió nuevamente el apetito de Manzano por el dinero. Cuando la quiebra de Vicentin se hizo pública, Manzano fue el primero en demostrar interés para quedarse con la principal exportadora de cereales de origen nacional pese a no tener antecedentes en el rubro. Manzano vio un negocio en el gobierno de sus amigos y quiso avanzar. Las noticias no cayeron bien en el sector agropecuario y tampoco la Justicia avaló la intervención del Gobierno. Manzano tuvo que dejar de lado sus ambiciones.

La compra de EDENOR

El 28 de diciembre de 2020 causó sorpresa el anuncio de que Pampa Energía vendería EDENOR, la principal distribuidora eléctrica de Sudamérica con más de 3 millones de clientes.  Vila-Manzano incorporó como socio al empresario Mauricio Filiberti para adquirir el paquete accionario en manos de los Mindlin, a cambio de 100 millones de dólares. La cifra causó sorpresa en el mercado argentino ya que la venta equivalía a un tercio del valor bursátil de la compañía y menos de un 20% de lo que llegó a valer apenas 3 años atrás.

La incursión de Manzano en una gran empresa de servicios públicos regulados debe entenderse por su buena cercanía con el Gobierno y con funcionarios importantes como Sergio Massa. EDENOR posee una elevada deuda con CAMMESSA, un organismo del Estado, y la cercanía de Vila-Manzano podría servir para condonar las deudas. Además, en un esquema altamente regulado y con tarifas subsidiadas, EDENOR podría recibir mayores subsidios y transferencias para mantener la tarifa congelada a cambio de millonarias transferencias a los accionistas de la compañía. Manzano apuesta un gran negocio con el kirchnerismo donde EDENOR no sube las tarifas a cambio de mayores subsidios.

Filiberti, su nuevo socio en esta empresa, es otro empresario de los cercanos al kirchnerismo. Es dueño de Transclor, una productora de cloro, cuyo principal cliente es la empresa AySA donde brinda un servicio monopólico para abastecer de insumos químicos. Tanto Filiberti como Manzano son empresarios cercanos al peronismo donde aprovecharon para crecer y hacer negocios multimillonarios con el Estado.

Instalado en Ginebra para, incluso, abonar menos impuestos en Argentina José Luis Manzano es un modelo de empresario similar a otros de los que se enriquecieron durante el kirchnerismo. Un modelo de empresas asociado a los negocios con el Estado donde el riesgo es bajo y la ganancia es mucha con mercados monopólicos o con poca transparencia y competencia.

Comentarios