Retiraron 20 mil tests para detectar contagios en el personal médico que estaban defectuosos

De los 100 mil test que confirman el lote bajo análisis, desde el Gobierno porteño «solo se habían distribuido menos del 20%»

WhatsApp

El Laboratorio de Virología del Hospital Muñiz informó el viernes sobre “alguna dificultad en la calidad” de los test rápidos utilizados para detectar contagios de coronavirus entre el personal médico, por lo que las autoridades del Ministerio de Salud porteño tuvieron que retirar los 20 mil kits que habían distribuido en los establecimientos.

Se trata del lote 39A del test serológico SD Biosensor, de origen coreano, que el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires había adquirido en el marco de la emergencia sanitaria  para llevar adelante un programa de vigilancia epidemiológica de todo el personal del sistema público de salud, trabajadores de los geriátricos y de otras áreas del Gobierno.

El insumo médico informa sobre la presencia de anticuerpos IgM (los más tempranos) y también IgG (los más duraderos), que genera el cuerpo después de estar en contacto con el coronavirus.

“El test serológico adquirido había sido previamente aprobado por los organismos reguladores en la materia”, informaron desde el gobierno porteño.

Después de que se tomara conocimiento de que dicho lote tendría “alguna dificultad en la calidad”, las autoridades de la cartera de Salud se pusieron en contacto con la empresa representante y la fabricante para notificar lo sucedido y definir los pasos a seguir -detallaron a este medio-. En paralelo, se está llevando adelante una evaluación del inventario y nos hemos puesto en contacto con los hospitales que tienen test de ese lote en su stock, para reemplazarlos.

Vale aclarar que de los 100 mil test que confirman el lote bajo análisis, desde el Gobierno porteño “solo se habían distribuido menos del 20% y se están haciendo las diligencias para recuperarlos inmediatamente”, aclararon desde la cartera que dirige Fernán Quirós.

En simultáneo, realizaron el envío semanal con tests de otro lote, por lo que “los hospitales cuentan con los reactivos necesarios para continuar con los testeos con normalidad”.

Mientras el contagio del personal médico es uno de los puntos que más preocupa en el momento en que el país parece acercarse el pico de casos, desde la cartera sanitaria tranquilizaron: «Ante la duda que generó la evaluación de algunos tests, tomamos la decisión de retirar todo el lote porque estamos con capacidad para seguir adelante y atender el reclamo puntual».

 

Comentarios