Un modelo matemático asegura que Argentina ya vivió el pico de la segunda ola de Covid: cuándo fue

Según el modelo, de acuerdo a los datos de contagios oficiales informados hasta la fecha, en la provincia de Buenos Aires el pico se produjo el 30 de abril, con un contagio cada 6,12 segundos y en la Ciudad se registró el 1° de mayo, al producirse un contagio cada 24,51 segundo

WhatsApp

Mientras los argentinos siguen con gran expectativa el derrotero de las vacunas contra el coronavirus y la curva de muertes empieza a crecer, un modelo matemático que asegura que el país superó el pico de casos de la segunda ola viene a traer tranquilidad.

Investigadores de la carrera de Ingeniería en Computación de la Universidad Nacional de Tres de Febrero desarrollaron un modelo matemático denominado Modelo de Contagios Generalizado (MCG) que permite analizar los datos de propagación de Covid-19 en Argentina y estimar cuándo se producen los picos de contagios en el país.

El modelo, desarrollado por los ingenieros Néstor Barraza, Gabriel Pena y la doctora Verónica Moreno, se basa en el indicador Mean Time Between Infections (MTBI), que mide el promedio del tiempo que transcurre entre dos infecciones consecutivas en toda la población, correspondan o no al mismo individuo, y pueden estar separadas en distancia. Este indicador se mide en unidad de tiempo y se obtiene de los datos de infectados.

De acuerdo con este modelo, la primera provincia en alcanzar el pico de contagios fue Córdoba, la semana pasada. Este lunes también se habría alcanzado a nivel nacional, con un contagio cada 3,16 segundos.

Según esta previsión, los contagios se aceleraron en el tiempo hasta llegar a esa marca, y ahora comenzarán a espaciarse. Cabe recordar que, según este mismo algoritmo, el primer pico de la pandemia en Argentina se alcanzó el 11 de noviembre pasado, con un contagio cada 4,35 segundos. Es decir que la aceleración que tuvo la curva en la segunda ola el momento de alcanzar su clímax de contagios fue un 38 por ciento superior a la de la primera.

Los investigadores de la Universidad de Tres de Febrero también toman en cuenta los datos de la movilidad en la población, indicada por el desplazamiento registrado en los dispositivos celulares. Se observa que hubo un aumento de un 10% de la movilidad respecto del registro en el mes de enero, lo que provocó la suba de contagios.

Actualmente, la movilidad es algo más de 1% mayor a la que se registró en el pico de la primera ola. De acuerdo con el MCG, observan que si las condiciones de movilidad se mantienen, no se esperan grandes variaciones en el número de infectados diario. El tema de la circulación es un elemento clave, porque le da previsibilidad al sistema.

Al comienzo de la epidemia, el indicador MTBI va disminuyendo su valor, ya que las infecciones se producen cada vez más rápido y al alcanzarse el pico en la tasa de contagios (número de infecciones por día) asume un valor casi constante.

Comentarios